(Fuente: La Voz de Galicia) No es la primera vez que en un foro internacional se escucha eso de que la tilapia es a la acuicultura lo que el pollo a la avicultura. De hecho, se le denomina “el pollo acuático”, según Kevin Fitzsimmons, profesor y especialista en Ciencias del Medio Ambiente de la Universidad de Arizona, que expuso en el congreso internacional del pescado blanco organizado en Vigo (España) por Conxemar que la tilapia es ya el segundo pescado más cultivado en el mundo, del que se producen 4,2 millones de toneladas, mientras que la captura de especies salvajes no se ha movido en 30 años.
Si la especie es ya de por sí un cultivo resistente -de hecho, ha crecido a pasos agigantados superando al bagre (pangasio) y al salmón- que se haya descifrado el genoma de la tilapia ha permitido mejorar el rendimiento y la eficiencia del cultivo, puesto que ya no es necesario como antes emplear hormonas para conseguir ejemplares machos, de mucho mayor tamaño.
Fitzsimmons explicó que en Estados Unidos la tilapia era una especie desconocida y ahora es casi el principal consumidor de la misma y el mercado está ya ideando presentaciones que disparan su popularidad. Puso el ejemplo de los envases reabribles o de las cajas de filetes al curri verde, empanados o rellenos de cangrejo. Y es que, como el pollo, la tilapia puede ser el menú de todos los días o formar parte de la carta de los mejores restaurantes.
Fuente: La Voz de Galicia