Energia undomotriz y mareomotriz
Energia undomotriz y mareomotriz

Energía marina genera 240.000 megawatts y al 2020 sería competitiva con el diésel

(La Tercera) Un potencial mayor que el de la energía solar, gracias a los más de 4.000 kilómetros de costa, tendría Chile para el desarrollo de la energía undomotriz (proveniente de las olas) y mareomotriz (de las mareas), como una de las principales conclusiones que arrojó el estudio “Recomendaciones para la estrategia de energía marina en Chile: un plan de acción para su desarrollo”, que fue financiado por la embajada del Reino Unido en Chile, apoyado por el Ministerio de Energía, y llevado a cabo por la firma escocesa Aquatera.

Según detalla el estudio –que contiene una serie de recomendaciones u hoja de ruta para el desarrollo de este tipo de emprendimiento en el país– el potencial de la energía de las olas (undomotriz) para generación eléctrica supera los 240.000 megawatts (MW), mientras que en el caso de la energía solar (producto de las condiciones de radiación en el norte del país) supera los 200.000 MW.

Hoy, la capacidad instalada en los principales sistemas eléctricos –el SIC y Sing– alcanza a los 17.500 MW.

“La energía undomotriz es el recurso renovable más importante de Chile, y la actividad de las olas es lo suficientemente intensa como para producir energía en toda la costa del Pacífico”, plantea el estudio.

Costos

El problema de esta opción es su alto costo. Si bien ya hay experiencias a nivel internacional, principalmente en las costas de Escocia, el valor medio de generación de estas plantas es alto para implementar alternativas comerciales en el mercado chileno, aunque los factores de planta medidos –esto es, la generación efectiva– alcanzarían un 50% en el caso de las olas, cifra similar a la de una central de pasada de menos de 20 MW. Se estima que hacia 2015 el costo medio de desarrollo para la energía undomotriz y mareomotriz en Chile sería de US$400 y US$300 por MW. A 2020 el costo medio de desarrollo caería a US$200 por MW en Chile, un 30% más bajo que en el Reino Unido, pionero en estas iniciativas.

“Se espera que entre 2015 y 2020 los costos de instalación de energía mareomotriz y undomotriz sean más competitivos que el diésel. Así ha sido la experiencia en Reino Unido, donde en diez años los costos se han reducido en 40%”, según el encargado de cambio climático de la embajada del Reino Unido y coordinador del proyecto, Felipe Osses.

La incorporación de estas tecnologías debiera ser creciente en la próxima década, y se espera que a 2030 haya proyectos por unos 450 MW.

Fuente: La Tercera

Temas Asociados