(Estrategia) Pacific Star está apurando el tranco de sus inversiones, desembolsando inicialmente US$4,4 millones en dos nuevos centros de engorda de peces, en la Región de Magallanes que promete convertirse en un polo importante de crecimiento para la industria nacional.

La salmonicultora del grupo Hurtado Vicuña, Pacific Star, aceleró el tranco de sus inversiones luego de la adquisición de Trusal. Y el comienzo de esta fuerte expansión, lo concretó sometiendo a tramitación ambiental dos nuevos centros de engorda de peces que buscan elevar de manera importante su producción en el país.

Uno de ellos, que tendrá un costo de US$2,4 millones y se ubicará en la Región de Magallanes, contempla la instalación y el equipamiento de balsas jaulas cuadradas para desarrollar la etapa de engorda de salmonídeos en la fase de agua de mar, con una producción máxima de 4.216 toneladas, producción que se mantendrá en los años siguientes.

Además, considera una tasa de mortalidad acumulada de 15%, un factor de conversión de 1,2 y un peso de cosecha de 4,0 kilogramos aproximadamente.

En tanto, el otro proyecto implicará una inversión de US$2 millones y la implementación de un centro de engorda de salmonídeos en mar en la Región de Magallanes también, sin infraestructura de apoyo en tierra. El programa de producción contempla un volumen máximo de 2.529,6 t, considerando una tasa de mortalidad acumulada de 15%, un factor de conversión de 1,2 y un peso de cosecha de 4,0 kilogramos aproximadamente.

Ambas iniciativas, se realizarán mediante Trusal, cuya tecnología implementada “se orienta básicamente a sistemas automáticos que le permite una subsistencia simultánea en todas sus unidades de cultivo, haciendo más eficiente esta faena al aprovechar al máximo los fotoperiodos del sector, reduciendo así, la pérdida de alimento”.