Usach: Estudian peces antárticos buscando reservorios de patógenos de salmónidos

Los investigadores enfocarán el estudio en el territorio antártico como posible reservorio natural de patógenos de salmones, tras la redistribución de los centros de cultivo en las zonas australes.

(Usach) El proyecto  “Estudio de la diversidad viral y bacteriana en aguas y especies de peces antárticos: búsqueda de reservorios naturales de patógenos de salmónidos”, del investigador del Centro de Biotecnología Acuícola (CBA) de la Universidad de Santiago (Usach), Dr. Marcelo Cortéz, obtuvo financiamiento en el Concurso de Proyectos de Investigación Científica y Tecnológica en la Antártica 2013 que impulsa el Instituto Antártico Chileno (Inach).

En la iniciativa también participan los estudiantes del Doctorado en Microbiología de la Usach, Claudia Robles-Planells y Daniela Toro-Ascuy; el investigador de la Universidad Andrés Bello, Rubén Avendaño-Herrera; y el investigador del Departamento de Biología de la Universidad de Heidelberg (Alemania), Javier González.

El equipo de investigadores enfocará sus estudios en el territorio antártico como posible reservorio natural de patógenos de salmones “dada la redistribución de los centros de cultivo cada vez más hacia zonas australes” y “la sorpresiva adaptación en condiciones de bajas temperaturas de los patógenos virales y bacterianos”, explicó el investigador del CBA, Marcelo Cortez.

El científico agregó que, “a pesar de su aislamiento, el territorio antártico se encuentra a menos de 1.000 Km del Cabo de Hornos, pudiendo estar expuesto a virus de salmónidos, causando brotes infecciosos, los que muestran una inusitada virulencia a temperaturas por debajo de 8ºC”.

En este escenario, el Dr. Cortez advierte que las corrientes oceánicas, la migración de peces infectados o de aves, pudiesen estar dentro de los factores que posibilitan que los patógenos virales “puedan migrar hacia zonas marinas antárticas y encontrar un nicho donde permanecer como reservorio”.

La investigación, que contempla dentro de sus objetivos establecer la diversidad de agentes virales a través del aislamiento e identificación de virus y bacterias en peces antárticos, aportará con información, por ahora desconocida, respecto al estudio de patógenos de peces en territorio antártico.

Para el Dr. Cortez, toda la información que derive del proyecto será “de gran utilidad para la industria salmonera, al proporcionar conocimiento del riesgo que pueda acarrear en la producción el que se sumen reservorios naturales de agentes patógenos en lugares oceánicamente relacionados con las nuevas zonas de producción de salmón, estas son las regiones de Aysén y Magallanes”.

“Estamos frente a la oportunidad de contribuir con una investigación que tiene un carácter novedoso, al no existir reportes o publicaciones científicas que se enfoquen en temas relacionados con esta propuesta. En el caso de detectar y aislar agentes patógenos ya descritos en salmónidos, aportaremos importante información relacionada con el real impacto que la industria salmonicultora pueda estar generando en el ecosistema antártico”, remarcó Cortez.

Temas Asociados