(The Moscow Times) Las autoridades rusas prohibieron la importación de ciertos pescados noruegos, excluido el salmón, a partir del 1 de enero de 2014. La medida excluye de la prohibición a 29 empresas que han pasado las inspecciones, según destacó el jefe del Servicio Federal de Control Veterinario y Fitosanitario de la Federación Rusa, Sergei Dankvert.

La prohibición sigue a una serie de disputas entre el organismo de control ruso y su homólogo noruego Mattilsynet, que culminó con la negativa de este último de permitir a los inspectores rusos revisar varios centros de cultivo de salmón de Noruega.

Mattilsynet dijo a su homólogo ruso “que su deber es garantizar que las empresas noruegas reúnan los requisitos sanitarios de su propio país, no las de Rusia y su Unión Aduanera”, dijo Dankvert.

Al respecto, Rusia «ya no tenía nada más que hacer que limitar las importaciones de pescado procedentes de Noruega», dijo Dankvert.

El salmón constituye el 45% de las exportaciones pesqueras totales de Noruega a Rusia, el cual pronto podría ser prohibido. Sin embargo, no se ha llegado a dicha instancia gracias a los esfuerzos de inversión por parte de empresas rusas y noruegas para eliminar los productos que no cumplan con los estándares rusos, explicó el portavoz del servicio veterinario ruso, Alexei Alekseyenko.

El impacto más significativo de la prohibición se proyecta en un aumento brusco de los precios del arenque tras un déficit del stock en las reservas rusas.

Rusia amenazó con imponer un embargo sobre el salmón noruego y otras especies a fines de octubre.

El servicio veterinario insistió en que los productores rusos podrían satisfacer las necesidades del mercado y evitar un déficit, a pesar del hecho de que las importaciones de salmón noruego ascienden a unos EUR$500 millones (US$684 millones) al año.

La agencia también aseguró a los consumidores que el salmón silvestre de Rusia es de mejor calidad que su equivalente noruego de cultivo.

Rusia fue el mercado más grande de Noruega en 2012, con un consumo de EUR$820 millones (US$1.100 millones) de pescados y mariscos, de los EUR$7.000 millones (US$9.580 millones) del total exportado por el país nórdico, según las autoridades de pesca de Noruega.

El salmón es la principal exportación con 133.000 toneladas de producto ahumado, en su mayoría a Rusia durante 2012, seguido por la trucha, de los cuales se exportaron 32.000 toneladas.