Centro de cultivos de salmónidos
Centro de cultivos de salmónidos

La nueva reestructuración que viene para la industria salmonicultora

Si es que la empresa canadiense Cupquelan o la noruega Marine Harvest adquieren los activos salmonicultores de Acuinova y Nova Austral, se ubicarán entre las cinco mayores productoras a nivel local, con hasta 80.000 toneladas, ya que las filiales de la multinacional española Pescanova anotan 45.000 toneladas y 20.000 toneladas, respectivamente.

(Estrategia) Una importante y nueva etapa de reestructuración experimentará la industria salmonicultora nacional. Es que tras la ola de fusiones y adquisiciones en el sector que predominó en el último tiempo, se concretarán al menos dos operaciones más en los próximos meses, cosa que incrementará de paso la concentración en el mercado.

Alta concentración

De hecho, a la fecha y a causa de lo anterior, cerca de un 80% de las más de 1.200 concesiones salmonicultoras que operan en el país, son controladas por nada más que diez de las sobre 20 productoras de salmónidos que trabajan a nivel nacional. Así, firmas como Marine Harvest, Empresas AquaChile, Multiexport Foods, Los Fiordos y el grupo nórdico Cermaq con Mainstream Chile –tras adquirir los activos de Cultivos Marinos Chiloé a los López Huneeus-, suman en torno al 50% de los centros de cultivo totales, siendo las compañías de mayor peso en la industria local.

Del total de concesiones, no más del 30% es utilizado por las más grandes compañías, lo que ha sido criticado por las pequeñas y medianas, tomando en cuenta que traba el crecimiento de estas. Y estos problemas aumentarían, dado que el Gobierno aplicará desde 2014 la normativa de densidades, que reducirá la capacidad de producción de las firmas para mejorar las condiciones sanitarias y alejar en parte el fantasma de los rebrotes del virus ISA que sigue circulando.

Peleando por PescaChile

Y ahora, los activos salmonicultores de la fallida PescaChile están a punto de ser vendidos de manera definitiva, en un proceso liderado por el síndico de la quiebra Herman Chadwick. Los dos grupos que están en carrera son, en orden de posibilidad, el canadiense Cupquelan, que ofertó más de US$370 millones, y el noruego Marine Harvest, que ofreció sobre los US$340 millones.

Frente a esto, y ante el fracaso de las negociaciones para su recuperación, su matriz española Pescanova está dispuesta a llegar a los tribunales para detener la enajenación antes del 15 de enero, decisión que de prosperar podría demorar en no menos de dos años esta venta.

Pero lo más importante, es que si Cupquelan adquiere los activos salmonicultores de PescaChile, se ubicará entre las cinco empresas con mayor peso del mercado local, junto con Empresas AquaChile, Cermaq, Multiexport Foods y Friosur. Ya que computa poco más de 20.000 toneladas, y si suma a Acuinova con 45.000 toneladas y a Nova Austral con 20.000 toneladas, alcanzará 80.000 toneladas.

Lo mismo sucederá con Marine Harvest. Si la compañía se queda con las operaciones salmonicultoras de la firma de capitales españoles, superará las 70.000 toneladas de producción, considerado que por el momento no anota más de 10.000 toneladas a raíz de la crisis sanitaria, que paralizó sus planes de crecimiento orgánico en Chile.

Otra de las compañías que están en el top ten de las productoras, son la alemana Ventisqueros gracias a que compró a Congelados del Pacífico a la familia Stengel, Pacific Star después de tomar el control vía fusión de Trusal, Camanchaca, Blumar y Granja Marina Tornagaleones.

Nuevos actores enfocan la mira

En tanto, lo más probable es que muy pronto haya novedades con respecto a la complicada Invermar, que reconoció que para poder seguir operando necesita de un nuevo controlador que le aporte recursos frescos luego del fracaso de las negociaciones con Cupquelan y que produce más de 30.000 toneladas. Y ha trascendido que sería adquirida por la noruega Salmar –una de las más grandes del mundo-, con lo que habría un nuevo actor en la industria chilena que buscaría también alzarse entre los más grandes del sector.

Y esto no es todo, ya que varios son los conglomerados extranjeros que tienen en la mira arremeter en el mercado salmonicultor nacional. Por ejemplo, la noruega Austevoll Seafood evalúa hace ya un tiempo ingresar al sector por medio de su operación pesquera Foodcorp Chile, con lo que sería un nuevo actor que es el tercero más importante en el país nórdico y que cuenta fuertes espaldas financieras para expandirse.

Es sabido igualmente, que el grupo Brescia mantiene su interés por comprar salmonicultoras chilenas, pese a que sus intenciones se encuentren en stand by por las turbulencias financieras por las que atraviesa la industria nacional.

Temas Asociados