Flota de Globalpesca
Flota de Globalpesca

Globalpesca: “Consideramos que la administración del bacalao por parte del Estado chileno es impresentable”

Durante el fin de semana del 10 de enero, Globalpesca inició su primera marea de 2014 para los buques Globalpesca I, Globalpesca II y Globalpesca III, desde el Muelle Prat en Punta Arenas, operaciones que ya están entregando sus primeras luces.

El gerente general de Globalpesca SpA, Eduardo Infante, conversó en forma exclusiva con AQUA sobre la manera en que la empresa se prepara para la temporada 2014, tras la drástica reducción de la cuota de pesca del bacalao de profundidad (Dissostichus eleginoides); pesquería licitada al sur del paralelo 47º y que de acuerdo con la resolución de la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura (Subpesca) la captura se rebajó en un 65%, fijándola en 1.098 toneladas globales.

Durante el fin de semana del 10 de enero, Globalpesca inició su primera marea de 2014 para los buques Globalpesca I, Globalpesca II y Globalpesca III, desde el Muelle Prat en Punta Arenas, operaciones que ya están entregando sus primeras luces.

Tras la rebaja en la cuota, ¿cuáles serían los eventuales efectos de la medida?

Los efectos son catastróficos para la industria y, de hecho, torna la operación económicamente inviable. Más allá de la reducción de la pesca, como se trata de una pesquería licitada (cuyos valores se expresan en porcentajes de la cuota global), reducir la cuota a un tercio significa que el costo de pescar una tonelada se multiplica por tres.

¿Cómo se vería afectada la empleabilidad tanto para los trabajadores directos como indirectos?

Actualmente, la industria del bacalao emplea más de 400 personas embarcadas y gasta en la región aproximadamente US$20 millones anuales. En el escenario actual, la lógica sostiene que deberíamos de paralizar dos tercios de la flota y despedir al personal correspondiente, lo que implicaría un efecto económico muy importante en la Región de Magallanes. Lo que suceda finalmente dependerá de la estrategia que adopte cada empresa.

Globalpesca se la ha jugado por mantener la operación de sus tres barcos sin despedir a alguien en virtud del compromiso que tenemos con nuestra región y, sobre todo, con nuestro equipo humano. También debido a que somos optimistas y confiamos en que la racionalidad terminará por imponerse.

eduardo infante TP2Dos naves de Globalpesca se encuentran en faenas de pesca en aguas internacionales. ¿En qué aspectos se dificultan las faenas y en cuanto se incrementan los costos?

Por las mismas razones anteriores, hemos decidido enviar dos barcos a aguas internacionales en el Atlántico sur fuera de las 200 millas, tanto de Argentina, como de Malvinas. Nuestros costos de operación allí son más altos debido a que tenemos más días de navegación, lo que se compensa porque no hay que pagar permisos de pesca. En todo caso, el problema no pasa tanto por los costos, sino por los ingresos. Normalmente allá se pesca menos que en Chile y, por tanto, los ingresos son menores. Esta es nuestra gran apuesta para poder capear el temporal, ni siquiera estamos seguros de poder recuperar los costos de operación.

¿Cómo evalúa la implementación de los Comités Científico Técnicos?

Un desastre total. No por culpa de ellos ni sus miembros, ya que se trata de científicos muy calificados y respetados, sino que por la torpe y apresurada implementación de la Ley General de Pesca y Acuicultura obviando, entre otras cosas, la constitución de los Comités de Manejo.

Estimo que los científicos son tan víctimas de la situación como nosotros. Lo que sí es lamentable es que no hayan considerado otros estudios existentes, así como los informes de cinco años de pesca de investigación. Más aún, que no se haya hecho énfasis en la necesidad de mejorar la fiscalización de la pesca ilegal.

También, el hecho de no considerar que el recurso bacalao es compartido con Argentina. En este sentido, no hay que pasar por alto que pocos días después de que se redujera la cuota en Chile, Argentina aumentó su cuota basándose en sus propios estudios científicos. ¿Se protegerá el recurso reduciendo la cuota al sur del 47º si no se hace lo mismo al norte y en Argentina? La respuesta es categóricamente, no.

Gerente general de Globalpesca, Eduardo Infante.Bacalao de profundidadLa Subpesca afirma que el recurso se encuentra sobreexplotado. ¿Concuerda su análisis con los datos que tiene Globalpesca?

Estamos en profundo desacuerdo con ellos y nos basamos en los estudios que ha realizado el Centro de Estudios Pesqueros (Cepes) en los resultados de cinco años de pesca de investigación y, sobre todo, en la opinión de nuestros capitanes de pesca que son los que de verdad saben que está pasando con el recurso y no en base a modelos matemáticos, sino que en la dura realidad diaria.

Por otra parte, consideramos que la administración del recurso bacalao que se ha hecho por parte del Estado chileno es impresentable. El Estado nos vendió, vía subastas públicas, los derechos de pesca del bacalao al sur del paralelo 47 y, al mismo tiempo, nada hizo por evitar la pesca ilegal que se ha realizado por años en esta pesquería. En los documentos del Instituto de Fomento Pesquero (IFOP), que tuvo a la vista el Comité Científico, se expresa que la pesca ilegal en los años anteriores ha sido del orden de 1.500 toneladas anuales y resulta que nosotros somos los culpables de la supuesta sobre explotación.

Hay que tener presente que nosotros somos los más interesados en la sostenibilidad del recurso.  Nuestra empresa y la gente que trabaja con nosotros vivimos de la pesca del bacalao y así alimentamos nuestras familias. Nos preocupa nuestro sustento futuro y si el recurso estuviese en peligro seríamos los primeros en aplaudir una reducción de cuotas.

Pero ello habría que hacerlo en base a los mejores estudios posibles, que hoy no tenemos,  con la debida fiscalización que garantice que las reglas del juego se cumplan y que estas sean iguales para todos.

9_GLOBAL_PESCA_IIPor último, un tema que no es menor. El bacalao chileno, que irónicamente se vende en el mudo como “chilean seabass”, está enfrentando problemas en el mercado ya que la pesquería no está certificada por el Consejo de Administración Marina (MSC, por sus siglas en inglés), donde el 70% de la captura mundial sí lo está, y además está catalogado por el Monterrey Sea Aquarium como un origen a “evitar”. Todo debido al pobre manejo de nuestro recurso.  No sabemos qué hace el Gobierno con los casi US$5 millones que recauda todos los años de esta pesquería, pero ciertamente no los gasta en administrar el recurso.

¿En cuánto estima los retornos para el año 2013 respecto con 2012 y en cuánto estima los que podrían generarse en 2014?

Aún es pronto para tener números concretos pero ciertamente 2013 fue peor que 2012, debido a una reducción del esfuerzo pesquero por varios motivos; no necesariamente relacionados con el estado del recurso y a la acción de los mamíferos marinos, principalmente orcas, que depredan nuestras capturas en forma alarmantemente creciente. 

Temas Asociados