(Sernapesca) En el marco de las acciones de fiscalización previas a la apertura de la veda del ostión, el Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca) de Magallanes en conjunto con efectivos de la Armada realizaron este martes 4 de febrero, un operativo conjunto que concluyó con el descubrimiento de 80 sacos escondidos a flor de agua (apozamiento) con 28.800 unidades del recurso.

El hallazgo se realizó en el sector de Bahía Parry, en el Seno Almirantazgo (Región de Magallanes) cuando los fiscalizadores, a bordo de la lancha Arcángel 4407 de la Armada, divisaron el apozamiento junto a un islote, pero sin encontrar embarcaciones o personas a cargo del ilícito en las cercanías. Por lo anterior, no fue posible atribuir responsabilidades por este hecho.

De inmediato, Sernapesca tomó contacto con el fiscal (S) de Porvenir, Marcelo Figueroa, informando además que el recurso se encontraba vivo al momento del hallazgo, por lo que el fiscal instruyó la devolución de todo lo incautado a su medio natural, previo registro fotográfico.

Así lo explicó el inspector de Sernapesca, Román Guijuelos quien agregó que “se escogió el sector de Bahía Parry por ser uno de los centros de pesca y captura donde habitualmente operan embarcaciones provenientes de Porvenir y Punta Arenas.

El ostión, en sus subespecies patagónico y del sur, se encuentra en veda desde enero del 2011 y por un período de cuatro años. En la Región de Magallanes la veda se suspende cada año por un breve período comprendido entre el 5 de febrero y el 15 de marzo, por lo que cualquier extracción previa a esa fecha constituye un ilícito sancionado por la Ley General de Pesca y Acuicultura.