Ante los crecientes casos de robos de salmones y los efectos negativos que éstos provocan, el Grupo Eulen presentó nueva soluciones integrales para los productores y Se trata de su apuesta por el potenciamiento de los servicios de seguridad en altamar para asegurar la permanente custodia de los salmónidos.

La compañía comentó a AQUA que cuenta con guardias equipados y capacitados, destacando que “un guardia marítimo difiere totalmente del trabajo de un guardia terrestre,  dado que el lugar donde se desenvuelve el personal es diferente en entorno, espacio y terreno”.

Grupo EulenAdemás de los riesgos que corre cualquier guardia de seguridad (posibles robos con intimidación o violencia), “el personal de seguridad debe navegar hasta dos horas en lancha, de noche, para acceder a las plataformas flotantes en mar abierto que actúan como sus puestos de vigilancia”, agregaron desde la empresa.

Al respecto, el subgerente zona sur del Grupo Eulen, Eduardo Yáñez, afirmó que “estamos muy orgullosos de nuestro personal de seguridad marítima. El compromiso y aguante que entregan día a día en el difícil cumplimiento de su deber realmente son una motivación constante para todos nosotros como equipo”.

Robos de salmones: cifras y consecuencias

De acuerdo con Eulen, los robos de salmones en Chile representan pérdidas por US$45 millones al año, equivalentes al 1,5% de la producción anual del rubro, de acuerdo con las cifras entregadas por SalmonChile durante diciembre de 2013, agregando que el 80% de este producto comercializado en Chile sería robado, tanto en centros de engorda (mar) como en el transporte y plantas de proceso.

Las pérdidas causadas por los robos de salmones implican una disminución de la capacidad de generación de nuevos empleos e inversiones para el sector. Por otra parte, el Fisco se ve obligado a desviar recursos públicos para combatir estas acciones ilegales, y también se ve perjudicado por la pérdida de impuestos.