Tras la expansión que experimenta la industria salmonicultora en la Región de Magallanes, AQUA se contactó con el gerente general de la Asociación de Productores de Salmón y Trucha de Magallanes (Apstm), Manuel González, quien destacó que  como gremio esperan que las nuevas autoridades que asuman a partir de marzo, consideren las necesidades del sector y de la región a la par con otras zonas salmonicultoras.

Consultado sobre la evaluación que realizan de las fusiones al interior de la industria, González, en representación de los productores magallánicos de salmónidos, destacó que “los cambios de propiedad y consolidación son típicos de una industria que está en su fase de maduración. En todo rubro pasa lo mismo y finalmente no quedan más de unas cuantas empresas, pasa en la industria farmacéutica, naviera, aérea, entre otros; por lo que no nos asombra”.

El ejecutivo añadió que dicha consolidación es “mejor”, dado que es más fácil ponerse de acuerdo entre menos actores y, además, “se puede hacer una más eficiente y mejor distribución de la operación de los barrios”.

Frente a los salmonicultores en los países competidores y la importancia que reviste la creación de entidades como la Iniciativa Global del Salmón (GSI, por sus siglas en inglés), Manuel González afirmó que “los gremios salmonicultores son muy importantes ya que consolidan la visión grupal y la representan en los distintos estamentos políticos, gubernamentales y ante la sociedad en general; facilitan la gestión a las autoridades porque no tienen que reunirse con cada una de las empresas en particular para conocer sus problemáticas; además de que pueden trabajar en temas de interés común de sus miembros”.

“La creación de entidades internacionales como GSI contribuyen a mejorar las prácticas de la industria en pos de lograr una mayor sostenibilidad de la misma y ampliar los canales de cooperación entre las empresas. Es una iniciativa que está recién partiendo, en donde están incorporadas 15 empresas pero, por su juventud, todavía falta mayor trabajo precisamente en crear mejores canales de comunicación con los gremios de los distintos países y establecer más mesas de diálogo tanto con los gremios como con todas las empresas”, argumentó el gerente de la Apstm, añadiendo que actualmente no han participado en las mesas de diálogo, pero que están atentos a sus propuestas.

Condición sanitaria

Respecto de la evolución en la relación con la autoridad desde la crisis sanitaria de 2007, el ejecutivo sostuvo que “la crisis del ISA marcó un antes y un después en las relaciones entre las autoridades y la industria. Se vivieron periodos de mucha cooperación alternados con mucha desconfianza. Es entendible que ante la gravedad del problema, en algunos casos se tomaran medidas que sonaban muy rimbombantes pero que en la práctica eran poco efectivas, mezcladas con medidas muy efectivas de verdad. Pero en general se debe rescatar el mayor diálogo que se ha generado desde entonces y el esfuerzo por incrementar el conocimiento técnico y científico de esta actividad”.

“En general hemos sido escuchados, pero no siempre se han tomado en cuenta nuestras demandas. En lo particular porque siempre se han puesto por delante problemáticas de las otras regiones salmonicultoras, sin considerar las tremendas diferencias productivas, sanitarias, ambientales, logísticas, administrativas entre otras que tenemos en la Región de Magallanes en comparación con las regiones de Los Lagos y Aysén”, manifestó Manuel González.

Nuevas autoridades

Al término, en referencia con las expectativas del cambio de Gobierno el próximo mes de marzo, el representante de los productores de la austral región puntualizó que “primero que todo, que se interese e interiorice lo más posible de la industria regional. Nosotros haremos todos los esfuerzos para que conozcan la industria salmonicultora, y esperamos que se genere un mayor diálogo para avanzar en medidas efectivas para resguardar y proteger este sector de la economía que tiene un peso tan relevante en la economía nacional y especialmente en las regiones del sur de nuestro país, en donde por lejos es la principal actividad económica y queremos hacerla sostenible en el amplio sentido de la palabra”, concluyó.