(Fotografía: Cristián Larrere )
(Fotografía: Cristián Larrere )

SEA evalúa proyecto de nuevo centro de cultivo de salmón en Puerto Natales

El gerente de farming de Salmones Magallanes, Óscar Godoy, detalló que la concesión corresponde a 69,9 ha, una extensión que permite alternar las zonas de cultivo y “de alguna manera cuidar mucho mejor el medio ambiente”.

(El Pingüino) El Servicio de Evaluación Ambiental de la Región de Magallanes (SEA) se encuentra evaluando el proyecto de la empresa Salmones Magallanes S. A. que considera una inversión de US$3,5 millones y abarca una zona de 69,9 ha para la producción de unas 10.000 toneladas de salmónidos en el centro de cultivo que busca instalar en el sector de Estero Poca Esperanza, al sur de Punta Mauricio, en la comuna de Puerto Natales. La compañía espera iniciar construcción en diciembre de 2015.

El gerente de farming de Salmones Magallanes, Óscar Godoy, detalló que la concesión corresponde a 69,9 ha, una extensión que permite alternar las zonas de cultivo y “de alguna manera cuidar mucho mejor el medio ambiente”.

El ejecutivo cuenta que la tramitación de la concesión partió en 2007. Desde entonces, ha sido evaluado por distintas instituciones como la Armada, la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura (Subpesca) y el Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca).

En la elaboración de la declaración de impacto ambiental, la empresa contó con ayuda de expertos en biodiversidad para conocer la zona y evitar generar daños ambientales.

Salmones Magallanes cuenta con ocho centros de cultivo en la región. Si se aprueba este proyecto, comenzaría a construirse en noviembre de 2015 y estaría operativo al mes siguiente. Su vida útil es indefinida.

Compromisos ecológicos

En su DIA, además de las exigencias ambientales legales, la empresa enumera once compromisos voluntarios en materia ecológica.

Entre ellos, destaca, por ejemplo, que la empresa promete que “se evitará en todo momento la presencia de plásticos u otros residuos en el borde costero; y ante la eventual presencia de residuos, especialmente plásticos, estos serán colectados y enviados a vertedero autorizado. En este sentido, se instruirá y capacitará al personal del centro en cuanto al manejo de residuos sólidos, para ello realizará una limpieza mensual y llevará registros de dicha limpieza en una bitácora, que estará disponible en el pontón de la concesión”.

A ello se suma que la empresa observa que la zona se estima como apta para el hábitat del huillín, una especie de nutria conocida como “gato de agua”. La compañía se compromete, en los documentos entregados al SEA, a “realizar un seguimiento al sector costero adyacente a la concesión (…) se realizará anualmente en la época estival con el objeto de determinar si estos sitios son utilizados como madrigueras y/o el uso de este espacio por parte de la especie. (…) Dicho informe deberá ser remitido, dentro del segundo semestre de cada año”.

La empresa también se comprometió a mantener un protocolo de avistamiento de aves y mamíferos, además de implementar toberas en las hélices de los motores de sus embarcaciones, para evitar los posibles daños a la vida marina.

Temas Asociados