(Subpesca) El subsecretario de Pesca y Acuicultura de Chile, Raúl Súnico, en compañía de autoridades del sector, visitó las instalaciones del Terminal Pesquero Metropolitano, ubicado en la comuna de Lo Espejo para fiscalizar y garantizar que los productos del mar que se comercialicen en estos días, en el marco de la celebración de Semana Santa, cumplan con todas las normativas que regulan la actividad económica.

Según estimaciones de la autoridad, cerca de 55.000 personas llegarán hasta el terminal durante estos días para comprar productos del mar, donde pescados como la merluza y la reineta siguen siendo los más demandados por la ciudadanía.

Un total de 2.000 toneladas de productos –entre pescados y mariscos– serán comercializadas en este tradicional mercado de la Región Metropolitana.

Según afirmó el subsecretario Súnico “si bien el sector no está pasando por un buen momento, teniendo en cuenta que el 48% de las especies están declaradas en colapso o sobreexplotadas, podemos asegurar que las familias chilenas podrán abastecerse de una variedad importante de productos para este fin de semana santo”.

La autoridad del ramo hizo un llamado a la ciudadanía a “visitar terminales, mercados y caletas pesqueras a lo largo de todo Chile para consumir mariscos y así también revitalizar el sector que ve en estos días una oportunidad importante de recuperación tras meses de crisis”. No obstante, Súnico agregó que “esperamos que el ánimo por consumir pescados y mariscos siga durante todo el año y no tan solo en esta fecha particular”.

Fiscalización intensa

En tanto, el director nacional del Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca), Juan Luis Ansoleaga, afirmó que durante estos días la fiscalización en todo el país se ha intensificado redoblando personal en terminales y carreteras donde la presencia de pescados y mariscos ilegales aumenta considerablemente.

“Los últimos tres días hemos decomisado diez toneladas de productos en el propio Terminal Pesquero y sus alrededores con productos que no certifican procedencia, lo que lamentamos mucho, pues no hay conciencia del daño que se le hace a todo el sector con este tipo de prácticas”, concluyó Alsoleaga.