A través de una resolución publicada en el diario El Peruano, el Ministerio de la Producción de Perú (Produce) informó que el Límite Máximo Total de Captura Permisible (LMTCP) de la zona norte – centro del mar del vecino país para la pesca de anchoveta y anchoveta blanca para consumo humano indirecto, correspondiente a la primera temporada de pesca de 2014, será de 2,53 millones de toneladas, cifra superior en un 23,4% al establecido por el Produce en similar periodo de 2013, cuando la cuota total fue de 2,05 millones de toneladas.

Esta primera temporada que se iniciará mañana miércoles 23 de abril concluirá una vez que se alcance el LMTCP o, en su defecto, no podrá excederse del jueves 31 de julio.

“Esta primera temporada podrá ampliarse o reducirse en función a las condiciones biológicas ambientales, previo informe del Instituto del Mar de Perú (Imarpe)”, detalló el Produce, añadiendo que solo podrán realizar faenas de pesca las embarcaciones pesqueras registradas y autorizadas para desarrollar actividades extractivas durante esta temporada de pesca, conforme con el Límite Máximo de Captura por Embarcación de la zona norte – centro (LMCE – Norte Centro).

“En el caso que las capturas de la flota anchovetera alcancen el LMTCP establecido para la presente temporada de pesca, se suspenderán las actividades extractivas; sin perjuicio de establecer las responsabilidades administrativas y/o penales de los titulares de aquellas embarcaciones que hubiesen efectuado capturas por encima del LMCE asignado”, subrayó la cartera de Gobierno.

Es así que solo operarán las embarcaciones pesqueras que tengan permiso de pesca vigente para el recurso anchoveta y cuenten con la asignación de un LMCE, que será publicado por resolución directoral. Asimismo, la norma reiteró que las embarcaciones industriales solo podrán realizar capturas fuera de los carriles reservados para la pesca artesanal y la de menor escala, es decir, a partir de las 10 millas marítimas, como determinó el polémico reordenamiento pesquero iniciado por la ex ministra Gladys Triveño y criticado por la Sociedad Nacional de Pesquería (SNP).

Además, la norma publicada prohíbe la extracción y/o procesamiento de ejemplares de anchoveta y de anchoveta blanca con talla menor a 12 centímetro de longitud total, permitiéndose un tolerancia máxima de 105 expresada en número de ejemplares.

En este sentido, el Produce enfatizó que cuando se extraigan ejemplares juveniles de ambas especies en porcentajes superiores al 10% de los desembarques diarios de un determinado puerto, se suspenderán las actividades pesqueras, principalmente las actividades extractivas. Esto por un periodo mínimo de tres días consecutivos de las zonas de pesca o de ocurrencia, si dicho volúmenes de desembarques pudiesen afectar el desarrollo poblacional del recurso mencionado.

La vigilancia y control de las zonas de pesca se efectuará sobre la base de los reportes del Sistema de Seguimiento Satelital. Específicamente, precisó el Produce, “la Dirección General de Supervisión y Fiscalización del Ministerio de la Producción publicará el listado de embarcaciones impedidas de efectuar el zarpe con fines de pesca, conforme con lo previsto en el artículo 13 del Reglamento del Sistema de Seguimiento Satelital”.

El reglamento establece que la Autoridad Marítima no otorgará zarpe a aquellas embarcaciones pesqueras que no cuenten con el equipo del Sisesat instalado a bordo y que el mismo no se encuentre operativo y emitiendo señales.

Al igual que en ocasiones anteriores, la primera temporada de pesca se adelantó a abril para evitar los posibles impactos del Fenómeno de El Niño, que puede hacer que la anchoveta migre hacia el sur y se acerque más a la costa.