(Comunicaciones Conapach) Molestia existe por parte de los pescadores artesanales de la Región de Los Lagos por la decisión de la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura (Subpesca) de dejarlos fuera del programa de investigación de descarte, que flexibiliza los desembarques de fauna acompañante en las pesquerías de merluza austral y congrio dorado, dejando en él solo a la pesca industrial.

La resolución 1046 del 16 de abril de 2014 autorizó el Programa de Investigación de Descartes para las pesquerías de merluza del sur, merluza de tres aletas, congrio dorado y su fauna acompañante para la flota industrial que opera con arrastre; razón por la cual, los pescadores artesanales dicen sentirse excluidos del beneficio que eso significa en periodos de crisis.

Los dirigentes merluceros de Los Lagos se manifestaron indignados ante la preferencia que el Gobierno está haciendo con el sector industrial, pese a que la flota artesanal ha solicitado desde el año 2013 la implementación de esta medida para resolver los constantes problemas de capturas y proporciones de fauna acompañante entre merluza austral, congrio dorado y raya.

Cuotas

“Este año la cuota artesanal de merluza austral y congrio dorado se completarán en el mes de junio y el nuevo Gobierno no ha tomado medidas para revisar las cuotas globales y tampoco se ha avanzado en la definición de las medidas de mitigación y compensación que se adoptarán”, publicó la Confederación Nacional de Pescadores Artesanales de Chile en su sitio electrónico: www.conapach.cl

En la reunión, pidieron al presidente de la Comisión de Pesca de la Cámara de Diputados, Iván Fuentes; el alcalde de Puerto Montt, Gervoy Paredes; y al presidente de la Comisión Pesca del Consejo Regional, Jaime Millán, su apoyo para frenar lo que ellos califican de “injusto”.

Los dirigentes además plantearon a las autoridades los desafíos de la pesca artesanal, respecto de la crisis pesquera producto de las bajas en las cuotas de merluza austral y congrio dorado (que fueron las disminuciones más grandes en el país), la crisis ambiental que sufren los cultivadores de pelillo y las dificultades que tienen las organizaciones para actualizar los estudios de las áreas de manejo.

Iván Fuentes destacó el trabajo de la Mesa Regional y la gestión coordinada de la Conapach, comprometiendo su apoyo a las iniciativas de los pescadores artesanales, así como su apoyo a la solución de sus problemas más urgentes, como es, por ejemplo, el impulso a la ley bentónica, que recoja las particularidades de este subsector de la pesca artesanal.