Ocho grupos compraron bases para tomar control de Invermar

El presidente de la salmonicultora, Mario Montanari, reveló que entre los interesados en el nuevo proceso de enajenación que lidera Landmark Capital y los bancos acreedores, hay nacionales y extranjeros, al igual que fondos de inversión. Algunos quieren tomar el control, y otros ser socios en la empresa. Los primeros resultados se sabrían el 31 de julio próximo.

(Estrategia) El nuevo proceso de venta de la salmonicultora Invermar ya está en marcha. Ante las consultas de los minoritarios, en el marco de la junta de accionistas de ayer jueves 24 de abril, el presidente de la firma Mario Montanari reveló que han “creado un programa de trabajo junto con Landmark Capital y el resto de los bancos acreedores, y hasta el momento ocho empresas han pedido las bases y firmado los documentos respectivos de confidencialidad para ser parte del proceso”.

En ese sentido, el timonel de Invermar afirmó que espera que en el muy corto plazo “tengamos resultados. Estimo que sea el próximo 31 de julio”. Frente a esto, su hermano y vicepresidente de la compañía, Alberto Montanari, prefirió ser más cauto y no quiso dar una fecha específica para la concreción de esta operación, considerando que un proceso anterior con la salmonicultora canadiense Cupquelan fracasó.

Eso sí, Mario Montanari admitió que entre los ocho grupos que se quedaron con las bases para la venta de Invermar, hay nacionales y extranjeros –varios de ellos habían sondeado ya a la firma anteriormente-, al igual que fondos de inversión. Algunos quieren tomar el control, y otros ser socios en la empresa, aunque por ahora no hay nada concreto.

Por lo anterior, un accionista minoritario se mostró preocupado, ya que en el caso de que para la venta de Invermar a un eventual nuevo grupo controlador se emitan acciones, los pequeños inversionistas quedarían muy diluidos y además se tendría que tomar un valor libro como base para la enajenación –de unos $40 por papel a la fecha, detalló- por la prácticamente nula presencia de la empresa en Bolsa.

En respuesta a esto, el gerente general de la salmonicultora, Andrés Parodi, manifestó que “existe un comité de directores, donde el independiente Alberto Le Blanc velará porque cualquier tipo de transacción sea beneficiosa para todos, incluyendo a los pequeños”. “Acá están protegidos los intereses de los minoritarios”, recalcó también Le Blanc.

Parodi, asimismo, se refirió a los planes de producción de Invermar. Detalló que el escenario más probable es volver a una producción de 16.500 toneladas durante 2014 de solo salmón Atlántico, bajando de las poco más de 19.000 toneladas de 2013. Esto, a raíz del proceso del centro de cultivo Traiguén I, donde luego de detectar virus ISA el Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca) obligó a la empresa a anticipar las cosechas, y esta última se negó a llevarlo a cabo con 14 jaulas dado que a su juicio los peces estaban sanos, interponiendo un recurso de no innovar que al momento se mantiene.

Mario Montanari: La desigualdad en Chile es pornográfica

El presidente de Invermar, Mario Montanari, también se refirió a la reforma tributaria que impulsa el actual Gobierno. Es así como sostuvo que en su opinión, “este país necesita una reforma tributaria. Y en lo grueso, esta es la adecuada, me parece bien. Si nosotros queremos resolver los problemas nacionales de fondo, de manera de terminar con temas como la desigualdad que hoy es pornográfica en Chile, no queda otra cosa que hacerlo. La Presidenta Bachelet ha tenido la fuerza de llevar a cabo esto”.

A su vez, ilustró el mal estado en que se encuentra la educación chilena, que se busca mejorar con la reforma tributaria. “Cuando me toca dar clases en algunas universidades, y veo lo que hay, me da pena. Porque pienso en el padre de ese hijo, que hasta ha hipotecado su casa para pagarle los estudios”.

Temas Asociados