Fuente: Editec
Fuente: Editec

Pasivos financieros de Invermar aumentan US$17,5 millones a marzo

Ante la delicada situación financiera que atraviesa Invermar sus bancos acreedores decidieron tomar el timón y liderar la búsqueda de un socio controlador para la compañía.

(Estrategia) La salmonera de la familia Montanari, Invermar, sigue complicada financieramente. Es que a marzo de este año, aumentó sus pasivos financieros en US$17,5 millones, debido principalmente a la clasificación de la porción de corto plazo de las cuotas de capital del crédito sindicado que vencen en los próximos doce meses.

En el caso de su filial Ostimar, la deuda financiera por US$ 6,3 millones se refleja 100% en el corto plazo a la espera de la confirmación por parte de los bancos de la prórroga de las cuotas que vencían a fines del 2013, según los estados financieros de la compañía al primer trimestre 2014.

Durante este año la compañía mantiene una serie de reducciones de costo en materias operacionales y administrativas, lo que ha significado mantener ahorros en gastos administrativos.

Respecto de la situación de flujos de caja, “estos se deterioraron producto de las pérdidas que vienen arrastrándose desde finales del 2011 hasta la primera mitad de este ejercicio. En el último semestre del 2013 se observa un positivo cambio de tendencia y las perspectivas de precios para el 2014 se ven alentadoras”.

No obstante lo anterior, “la compañía requiere adecuar sus compromisos bancarios a sus posibilidades de pago. Para lograr esto, se contrató a un banco de inversión, Landmark Capital, que se encuentra asesorando a la compañía en buscar fórmulas para fortalecer su posición financiera”.

De hecho, ante la delicada situación financiera que atraviesa Invermar sus bancos acreedores decidieron tomar el timón y liderar la búsqueda de un socio controlador para la compañía.

Hasta el momento, de acuerdo a las palabras de su presidente, Mario Montanari, son ocho los grupos que han adquirido las bases para comprar a la empresa. Los interesados sería tanto nacionales como internacionales, con la intención o de tomar el control o bien, de actuar como socios estratégicos en la firma.

En el pasado, Invermar estuvo a punto de ser vendida a la canadiense Cupquelan, proceso que fracasó a causa de que los Bancos Itaú y BCI rechazaron disminuir el 30% de la deuda de la salmonera de los Montanari para concretar la enajenación.

Temas Asociados