En el marco del encuentro convocado por el ministro de Energía, Máximo Pacheco, para iniciar la elaboración de la política energética del país al 2050, Oceana formuló un llamado a poner especial urgencia en la implementación de medidas para impedir la instalación de termoeléctricas a carbón en las que denominan “Zonas de Sacrificio”, es decir, aquellas que concentran la mayor cantidad de industrias contaminantes en Chile.

“’Las Zonas de Sacrificio’ son la cara más oscura del desarrollo chileno, porque en ellas se han concentrado todos los costos de las termoeléctricas a carbón y la minería, afectando dramáticamente a pueblos que no han tenido ninguna posibilidad de defenderse. No es posible seguir desarrollando la matriz energética del país a costa de la salud de las personas y del medio ambiente”, enfatizó en un comunicado de prensa el director ejecutivo de Oceana, Alex Muñoz.

La reunión convocada por el Gobierno se realizó este jueves 31 de julio en el Centro Cultural del Palacio de La Moneda, y a ella asistieron alrededor de 300 personas relacionadas con el sector energético –entre ejecutivos, empresarios, ambientalistas y organizaciones sociales-, con el objetivo de iniciar el proceso participativo para elaborar la política energética nacional al 2050.

“El desarrollo de una política energética seria debe considerar la implementación urgente de una reforma legal que impida que nuevas industrias contaminantes, como las termoeléctricas a carbón, entren en funcionamiento en zonas que ya están saturadas de contaminación”, argumentó Alex Muñoz.

De esta forma, sostuvo la organización, se impediría la entrada en operación de termoeléctricas como Punta Alcalde en Huasco (Región de Atacama), Energía Minera en Ventanas (Región de Valparaíso) y la segunda etapa de Santa María en Coronel (Región del Biobío).

A juicio de Oceana, por años ha existido un ensañamiento con localidades como Huasco, Ventanas, Coronel, Tocopilla y Mejillones (en la Región de Antofagasta), que concentran gran parte de la contaminación derivada de la generación de energía en base a carbón, pese a haber sido declaradas zonas latentes o saturadas.

Abogado de pescadores artesanales

En relación con la termoeléctrica Bocamina de Endesa, el abogado de los pescadores artesanales de la caleta Lo Rojas de Coronel, Lorenzo Soto, aseguró que esta central “ha generado un serio desastre ambiental en la vida de Coronel. Está comprobado que la contaminación causada por los diversos derrames ha producido daños en los recursos marinos. Quiero ser muy claro, o Endesa resuelve y se hace cargo de los impactos, efectos o daños causados o evalúa el cierre de cortina y desmantelarla”, subrayó el jurista.

Por su parte, el representante de la Confederación de Trabajadores de la Pesca Artesanal, Ignacio Poblete, pidió que se anule el Estudio de Impacto Ambiental (EIA) que entregó Endesa a las autoridades. “Es un proyecto que está incompleto y que persiste con la contaminación y muerte de los recursos del mar en Coronel, Ventanas, Tocopilla”, argumentó.

Cabe recordar que Bocamina II se encuentra detenida desde el 17 de diciembre de 2013, luego que la Corte de Apelaciones de Concepción se lo ordenara, mientras que en mayo de este año el tribunal de alzada acogió el recurso de protección presentado por un grupo de pescadores de caleta Lo Rojas y resolvió que la termoeléctrica no podrá operar mientras Endesa no instale un desulfurizador y asegure que la central no provoca impacto en el medio ambiente.