Con “máxima preocupación” y en espera de respuesta desde la gerencia general de Navimag Ferries se encuentra el secretario regional ministerial (seremi) del Medio Ambiente de la Región de Magallanes, Claudio Casiccia, quien solicitó los antecedentes necesarios para evaluar la magnitud, riesgos y efectos adversos que podrían haberse ocasionado si existiera derrame de combustible producto del hundimiento parcial del ferry Amadeo I, en el sector del Paso Kirke, en las proximidades de la ciudad de Puerto Natales (Provincia de Última Esperanza).

“Es necesario evaluar los potenciales impactos ambientales generados por el accidente, sobre todo tener claridad respecto de cómo podría afectar la cantidad y calidad de los recursos naturales renovables presentes en el sector. Por esto, hemos solicitado informar si existen seguros comprometidos para implementar acciones de remediación y reparación ambiental, entre otros puntos”, sostuvo Casiccia a través de una nota de prensa.

Junto con ello, la Secretaría del Medio Ambiente ha solicitado información respecto del lugar exacto del accidente; cantidad estimada de elementos y sustancias peligrosas derramadas y que tuvieron contacto con el medio ambiente marino (petróleo en tanques de combustible, baterías, cargas peligrosas, combustible de vehículos transportados, aceites, entre otros); medidas de contención, precisando las sustancias utilizadas, número de personas que trabajan en la contención, equipamiento y aplicación del plan de contingencia ante eventuales nuevas fugas de combustible; además de un informe completo que incluya factores ambientales involucrados o afectados como flora, fauna, borde costero y medio marino.