Hace dos meses Meteorología anunciaba que este invierno sería más lluvioso de lo normal, sin embargo, todo cambió. Ahora, de acuerdo con lo publicado por Cooperativa, los meteorólogos explicaron que el Fenómeno del Niño no se desarrolló como esperaban, por lo que sería un año seco, al igual que los anteriores.

La Dirección Meteorológica de Chile informó que hasta la fecha se han registrado en Santiago (Región Metropolitana) 131,6 milímetros de agua caída, mientras que lo normal a la fecha es de 245,7 milímetros.

Con esto, el país se encuentra con un déficit de 46%, un porcentaje lejos del 24% de superávit que se esperaba tener entre junio y agosto.

El climatólogo de la Dirección Meteorológica de Chile Juan Quintana explicó que la predicción de este fenómeno se basa en la temperatura del Pacífico Central, la cual debe superar el medio grado.

En este sentido, “la proyección que había en abril y mayo de este año era que iba a haber un calentamiento del orden del 0,5° Celsius o más en esta época, cosa que no se dio por alguna razón”, detalló a La Tercera.

“Los eventos de El Niño tienen cierta evolución, pues bien esta evolución no fue la esperada de acuerdo con los modelos”, ahondó el especialista.

En la misma línea, Roberto Rondanelli, profesor del Departamento de Geofísica de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Chile, aseguró que “el fenómeno de El Niño no ocurrió como se anunciaba, se anunció muchas veces, pero no fue así lo que sucedió”.

“Lo que pasó es que ocurrió uno de los escenarios posibles y era que no pasara nada (…) así que continúa la megasequía. Probablemente va a terminar siendo un año seco”, añadió el experto.

No todo está dicho

Pese al desfavorable nuevo pronóstico, Quintana advirtió que según los últimos informes internacionales, aún quedan posibilidades de que se desarrolle El Niño en el último trimestre, “aunque la probabilidad sigue siendo menor, es de un 60%”.

“Ahora el impacto que pueda tener a nivel de lluvia en Chile, no va a recuperar las lluvias que nos han faltado sobre todo estos últimos dos meses”, comentó.

En base a esta información podrían presentarse precipitaciones en lo que queda de invierno y durante la primavera, pero de “menor magnitud”.