(Agencia EFE) La Unión Europea (UE) informó que está cofinanciando un proyecto experimental que ha desarrollado un sistema para cultivar algas a gran escala, lo que permitiría su explotación en el sector alimentario, como ingredientes de cosméticos o en el desarrollo de biocombustibles.

A través de un comunicado de prensa, la comisaria europea de Investigación, Innovación y Ciencia, Máire Geoghegan-Quinn, puntualizó que esta investigación «permitirá a las empresas de la UE cultivar de forma eficiente un recurso valioso, ayudándoles a competir en los mercados mundiales».

Se trata del proyecto AT×SEA, en el que participan siete empresas europeas y cuatro centros de investigación, y que cuenta con el respaldo de fondos europeos. Específicamente, ha desarrollado tejidos especiales que permiten un cultivo «fácil y mecanizado» de algas marinas, un producto hasta ahora valorado, pero difícil de explorar a gran escala.

«El nuevo programa de investigación de la UE, Horizonte 2020, dotado con EUR$80.000 millones, respalda a las empresas a la hora de llevar ideas nuevas del laboratorio al mercado con rapidez y de forma rentable», sostuvo Geoghegan-Quinn, precisando que los ensayos de los tejidos AT×SEA en los cultivos experimentales de Solund (Noruega), Oban (Escocia) y Galway (Irlanda) han generado rendimientos de hasta 16 kilogramos de algas húmedas por metro cuadrado, un rendimiento entre tres y cinco veces mayor que el del cultivo tradicional de algas.