Este jueves 4 de septiembre, en la ciudad de Concepción (Región del Biobío), la Asociación de Industriales Pesqueros (Asipes) tuvo una reunión con los alcaldes de Coronel y Talcahuano (ambas comunas pertenecientes a la Región del Biobío) para informarles de un nuevo ciclo de gestión que implementarán y dentro del cual destaca el compromiso de efectuar el pago de las patentes comerciales en las comunas donde opera cada planta de procesamiento.

«Desde la entrada en vigencia de la nueva Ley de Pesca, el gremio ha pagado más de $6.800 millones por estos conceptos, lo que representa un 53% del total de lo que las empresas pesqueras contribuyeron a nivel nacional».

De esta forma, el presidente del gremio, Luis Felipe Moncada, detalló que durante 2014 se pagarán por patentes municipales en Talcahuano por $331.951.038, correspondiente al 6% de los ingresos que recibe la comuna por dicho concepto. En Coronel $426.481.897, correspondiendo al 15% de lo que recauda la casa edilicia por concepto de patentes y tasas por derecho. En tanto, en la comuna de Tomé, se pagan $125.000.000 correspondiente al 56% de los ingresos que recibe la Municipalidad por este concepto.

Moncada explicó que si bien siempre se han pagado patentes, por diversas razones estas muchas veces no quedan en las comunas donde están ubicadas las unidades productivas. Por lo que luego de un trabajo interno analizando la normativa vigente, en cuanto al capital y número de empleados, se realizará esta redistribución. “Como gremio pesquero hemos querido avanzar en esta materia y dar cuenta del compromiso de los actores que conforman la pesca industrial con su territorio y comunidades donde operamos”, afirmó.

Al respecto, el alcalde de Talcahuano, Gastón Saavedra, se mostró muy conforme, ya que los recursos provenientes de la pesca se quedarán en la comuna, en la cual son absorbidas las externalidades de esta actividad. Mismo parecer tuvo el edil de Coronel, Leonidas Romero, quien felicitó al gremio e instó a otras empresas presentes en la comuna a realizar las mismas acciones.

Además, en la actividad se anunciaron mejoras en el sistema de transporte de la pesca, con la implementación de camiones herméticos para minimizar los derrames; además de continuar trabajando en la adecuación de espacios y terrenos para el esparcimiento de la comunidad.

Finalmente, el gerente comercial de Pesquera Landes, Andrés Fosk, dijo que las compañías que están ubicadas en Talcahuano tienen el deber de contribuir con el trabajo que tan bien se ha realizado en la reconstrucción de la comuna, “por lo que estamos trabajando con la Municipalidad en diferentes acciones”.

Impacto tributario

Fuente: Asipes.En la oportunidad, la Asipes manifestó que “está consciente de la relevante contribución de su sector al desarrollo del país y de las regiones donde opera. La Subsecretaría de Pesca y Acuicultura (Subpesca), incluso, reconoció en julio, los aportes que el gremio ha generado a través del pago de las patentes pesqueras y del impuesto específico o royalty”. Efectivamente, desde la entrada en vigencia de la nueva Ley de Pesca, el gremio ha pagado más de $6.800 millones por estos conceptos, lo que representa un 53% del total de lo que las empresas pesqueras contribuyeron a nivel nacional.

Al respecto, Luis Felipe Moncada agregó que “esto es muy relevante para la sostenibilidad del sector pesquero nacional, ya que las patentes pesqueras son pagadas como aportes al Fondo de Investigación Pesquera y Acuicultura (FIP) y al Fondo de Administración Pesquero (FAP); recursos que están destinados a financiar estudios necesarios para fundamentar la adopción de medidas de administración de las pesquerías y de las actividades de acuicultura, y que tienen como objetivo la conservación de los recursos hidrobiológicos, considerando para ello aspectos biológicos, pesqueros, económicos y sociales”, concluyó el ejecutivo.