(Agencia Peruana de Noticias) Desde el levantamiento de las restricciones temporales para las exportaciones peruanas al mercado ruso, se han certificado 22 envíos de productos pesqueros que equivalen a 642 toneladas, informó el Organismo Nacional de Sanidad Pesquera (Sanipes).

Entre los principales productos acuícolas-pesqueros exportados al mercado ruso figuran la pota (jibia), merluza y langostinos congelados, detalló la directora ejecutiva de Sanipes, Diana García.

“Se conoce del interés de la exportación de otros productos como concha de abanico (ostiones), trucha congelada así como de harina de pescado, entre otros”, dijo García a la agencia Andina.

Como se sabe, en agosto el Servicio Federal de Vigilancia Veterinaria y Fitosanitaria (Rosselkhoznadzor), autoridad sanitaria en el sector pesquero de Rusia, levantó las restricciones temporales impuestas para el ingreso de productos pesqueros procedentes de 18 establecimientos peruanos.

Actualmente, existen 49 empresas registradas para exportar a Rusia, que incluyen 32 empresas de consumo humano directo (producción de congelados y conservas), y 17 empresas de consumo humano indirecto (producción de harina y aceite de pescado).

Asimismo, otras once plantas están en proceso de inscripción de las cuales cuatro han cumplido con subsanar sus observaciones y están en proceso de registro siete establecimientos están en proceso de subsanación.

“Las recientes medidas adoptadas por la Federación de Rusia en materia de comercio exterior permitirán abrir nuevas oportunidades para ampliar las exportaciones peruanas de productos pesqueros y acuícolas, beneficiando el ingreso de divisas al país”, adujo Diana García.

La exigencia del mercado ruso se refiere a la emisión de los Certificados Oficiales Sanitarios, requisito para el ingreso de productos acuícolas-pesqueros a Rusia.

Estos certificados son emitidos por el Sanipes, en los que se acredita el cumplimiento de los requisitos sanitarios de los productos provenientes del mar, de conformidad con la reglamentación sanitaria rusa, para su comercialización en dicho mercado.

De igual manera, se debe precisar que antes de la certificación oficial se debe contar con el Protocolo Técnico de habilitación sanitaria de planta emitido por el Sanipes y estar inscrito en el listado oficial de la “Rosselkhoznadzor”.