(El Divisadero) Detectar las falencias en la aplicación del Decreto Ley 889, sobre bonificación a la mano de obra en la Región de Aysén, es la fiscalización que lleva adelante el diputado David Sandoval durante las últimas semanas.

Para ello, el legislador se reunió recientemente con el tesorero regional de Aysén, Juan Andrés Galilea, entidad encargada de cancelar dicho beneficio, con quien analizaron los alcances de este instrumento y su aplicabilidad en la zona. “Hemos detectado ciertas discrepancias respecto de quiénes son los receptores de este beneficio. Estamos hablando de empresas cuyos trabajadores no tienen un domicilio permanente en la Región de Aysén. Esto fue analizado con el tesorero regional, quien me hizo una larga exposición respecto de los alcances de este beneficio en la región”, aseguró Sandoval.

En esa línea, añadió que hay algunas materias que tendrán que ser estudiadas en profundidad, fundamentalmente respecto de las empresas salmonicultoras, en el sentido de que muchas de estas que, teniendo trabajadores sin residencia en la región, están siendo beneficiadas con el 889.

“Esta bonificación persigue estimular la empleabilidad en la Región de Aysén, es decir, que las empresas tengan este estímulo para que contraten trabajadores, muchos de los cuales, en este caso, no tienen residencia ni domicilio permanente en la zona, quienes desarrollan su jornada en los centros de cultivo y que su descanso lo hacen fuera de la región, cuya mayoría viene de Los Lagos, particularmente de Puerto Montt”, argumentó.

Por ello, subrayó que es necesario revisar este tema, “porque queremos que esta empleabilidad o esta contratación de mano de obra termine beneficiando a la Región de Aysén”, recalcando que “es absurdo que si una empresa está recibiendo la bonificación, el Estado, por otro lado, tenga que generar planes de empleo”.

Para lo anterior, explicó, se estudiará un dictamen de la Contraloría General de la República relacionado con el tema y además los contenidos y objetivos del DL 889. “Lo que todos queremos es que se aumente la empleabilidad en la Región de Aysén, se mejoren los empleos y se estimule, armonice y dinamice el desarrollo de las comunidades donde estas empresas están desarrollándose, que es el sentido último de lo que tiene la fiscalización que estoy realizando”, concluyó el diputado Sandoval.