(Undercurrent News) Irlanda apunta a una industria de cultivo de entre unos EUR$5 millones (US$6,2) a EUR$10 millones (US$12)  en los próximos cinco años, afirmó el director de Servicios de Desarrollo de la Acuicultura de Irlanda, Donal Maguire,  junto con el Consejo de Pesca de Irlanda (BIM).

En el marco de la próxima conferencia sobre el cultivo de algas entre el 18 y 19 de noviembre en Limerick (Irlanda), organizada por el BIM, Maguire reveló que se espera producir unas 2.000 toneladas métricas anuales de algas marinas para consumo humano.

La iniciativa consistiría en el cultivo de algas pardas (Alaria esculenta y Laminaria saccharina), del tipo que se cultivan en los sitios en Roaring Water Bay y la bahía de Dingle, así como las algas marinas de color rojo, que se utilizan como nori en sushi (Porphyra umbilicales) .

“Hasta ahora, en Irlanda hemos desarrollado las técnicas necesarias para producir cadenas de siembra en hatcheries, para las dos especies marrones que cultivamos”, dijo Maguire.

“También estamos tratando de llegar a esta etapa para las especies rojas y, por supuesto, para expandir la industria en general”, agregó.

Las algas son una industria de US$1.000 millones en todo el mundo, con China y Japón como los principales actores. En 2003, un documento de la de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés) destacó que la industria global de generaba alrededor de US$6 millones, utilizando hasta 8 millones de toneladas.

“Esta es una industria que creemos será grande en la Unión Europea (UE) en poco tiempo, sobre todo porque la necesidad de cultivar por sobre y bajo los niveles tróficos se hace mayor”, dijo Maguire.

“Esperamos que en la conferencia se puede unir a la gente de negocios de algas marinas de todo el mundo, para compartir la tecnología y ver lo que la UE y nuestro mercado nacional, puede absorber”, agrega.