Sector pesquero (Créditos: Oceana)
Sector pesquero (Créditos: Oceana)

Oceana pedirá reducir cuota global de captura de merluza común

Según la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura (Subpesca), las capturas de merluza común han caído en un 70% entre los años 2001 y 2013.

La organización internacional de conservación marina Oceana anunció que solicitará al Gobierno de Chile la reducción de la cuota global anual de pesca para la merluza común fijada para 2015, dada a conocer recientemente por el subsecretario de Pesca y Acuicultura, Raúl Súnico. La cuota se fijó en 23.000 toneladas, 4.000 más que la de este año, a pesar de ser uno de los recursos más sobreexplotadas del país y cuya biomasa cayó más de 6% durante 2014.

“No existe ningún antecedente científico que respalde un incremento de la cuota para la merluza común. Por el contrario, el recurso está empeorando y, en consecuencia, la cuota debe reducirse. Llamamos al Gobierno a no desviarse del objetivo central de recuperar los recursos pesqueros y de ir en ayuda de los pescadores mediante políticas sociales y no fomentando la sobrepesca de manera irresponsable”, enfatizó en un comunicado de prensa el director ejecutivo de Oceana, Alex Muñoz.

El Comité Científico Técnico de Recursos Demersales de la Zona Centro Sur recomendó expresamente, según consta en un acta, “un rango de captura biológicamente aceptable entre 18.400 toneladas y 23.000 toneladas, sin perjuicio que es del todo recomendable se establezca una cuota cercana al nivel inferior, ya que los análisis de proyección no consideran la mortalidad por jibia y el error de implementación”.

Hace algunas semanas Oceana solicitó al Ejecutivo bajar la cuota global anual de pesca para la merluza común de las 19.000 toneladas aprobadas para 2014, a 18.000 toneladas para el año 2015. Esto, luego de conocerse los resultados del estudio hidroacústico realizado por el Instituto de Fomento Pesquero (IFOP), que registró una disminución de la biomasa de la merluza común en un 6,6% durante este año. Según la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura (Subpesca), las capturas de merluza común han caído en un 70% entre el año 2001 y 2013.

“Recuperar un recurso pesquero que está al borde del colapso es un camino largo y difícil, pero es la única forma de traer de vuelta los miles de empleos perdidos a causa de la sobreexplotación. Con un buen plan de manejo, la ayuda del Estado a los grupos que lo necesitan y la colaboración de los actores pesqueros se puede lograr”, puntualizó Muñoz.

En septiembre recién pasado Oceana presentó al Gobierno un Plan para la Recuperación de la Merluza Común que, además de desatacar la importancia de mantener una cuota de captura baja, propone el establecimiento de una talla mínima de captura de 38 cm; la prohibición de la pesca de arrastre al menos en las áreas de desove de la merluza común; la ampliación de la temporada de veda y un combate frontal contra la pesca ilegal. Según la organización ecologista, todos los esfuerzos de recuperación de los recursos pesqueros “serán en vano mientras algunos sigan pescando sin respetar los planes de manejo”.

Temas Asociados