Esta publicidad se cerrará en segundos Cerrar
Tripulación del buque factoría Globalpesca I en Punta Arenas.
Tripulación del buque factoría Globalpesca I en Punta Arenas.

Operadores de bacalao solicitaron anular fijación de cuota hasta no contar con plan de manejo

Aobac solicitó que se fije una cuota provisoria de 2.000 toneladas, cantidad equivalente al mínimo necesario para mantener la pesquería (artesanal e industrial) en operación, sin poner en peligro el estado del recurso.

Debido a graves e ilegales irregularidades en el proceso de fijación de la cuota de pesca, la Asociación de Operadores de Bacalao de Magallanes (Aobac) hizo entrega hace un mes de una carta al ministro de Economía, Luis Felipe Céspedes, solicitando que el proceso de fijación de la cuota de pesca sea completamente anulado hasta que se cuente con el plan de manejo exigido por ley.

En este contexto, este martes 20 de enero, a las 18:00 horas, zarpó desde el Muelle Prat en Punta Arenas (Región de Magallanes) el buque factoría Globalpesca I rumbo hacia el Pacífico. El buque navega al mando del capitán, Ernesto Sandoval, y durante los próximos días se sumará a las faenas el buque factoría Globalpesca III.

La marea será mantenida hasta la extracción total de la ínfima cuota que, desde el año 2014 se redujo a un tercio de la cifra tradicional, al triple del valor de licencia de pesca. El resto de las operaciones durante el 2015 contemplan la paralización de la flota, a menos que exista algún cambio en las actuales condiciones.

Aobac solicitó que se fije una cuota provisoria de 2.000 toneladas, cantidad equivalente al mínimo necesario para mantener la pesquería (artesanal e industrial) en operación, sin poner en peligro el estado del recurso.

Al respecto, el gerente de Globalpesca en Punta Arenas, Eduardo Infante, manifestó que, “ya ha pasado un mes y hasta el momento no hemos recibo respuesta por parte del ministro, esto deja entrever la falta de compromiso de parte de la autoridad con la comunidad magallánica”.

Eduardo Infante añadió que esta situación deja a la empresa en una posición “económicamente inviable; nos tiene sumamente preocupados el futuro de la industria bacaladera”.

Temas Asociados