La Organización Internacional de Harina y Aceite de Pescado (IFFO, por su sigla en inglés) acogió con satisfacción un artículo publicado en Science titulado: China’s aquaculture and the world’s wild fisheries (La acuicultura de China y las pesquerías silvestres del mundo). El organismo internacional reconoció el texto como una contribución útil y oportuna, pero aclaró que hay imprecisiones que deben ser destacadas.

El documento enumeró correctamente algunas áreas claves de preocupación en China, incluyendo el mejor uso de los subproductos provenientes del procesamiento de acuicultura, el mal control de la explotación de las pesquerías mixtas y la falta de datos precisos disponibles en esta área. Sin embargo, se la institución afirma que se ignoraron algunos hechos importantes en relación con el uso actual de los subproductos, los niveles de harina de pescado utilizados en la acuicultura en comparación con la producción ganadera, y la producción de pescado neto global en comparación con el uso de la harina de pescado.

IFFO y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por su sigla en inglés) estiman que alrededor de un tercio de la harina de pescado mundial actual proviene de los subproductos de procesamiento de pescado y una página reciente de la FAO OCDE predijo que esto aumentaría a más del 40% en el 2020.

En China, los datos más recientes de la FAO estiman que los subproductos de procesamiento constituyen alrededor del 40% de la producción de harina de pescado. Mientras que la producción de los alimentos formulados para la acuicultura en China se ha triplicado de cinco a 15 millones de toneladas en los últimos diez años, el uso de la harina de pescado solo se ha duplicado, de acuerdo con los datos de IFFO, de 500.000 toneladas a un millón de toneladas.

Producción

El artículo no menciona que, aunque la acuicultura en China es el mayor usuario de la harina de pescado, la producción ganadera utiliza alrededor de 700.000 toneladas anuales. Los datos de IFFO sugieren que las importaciones a China en el 2012 fueron de alrededor de 1,2 millones de toneladas y la producción local fue de alrededor de 0,5 millones de toneladas con la acuicultura utilizando 1 millón de toneladas y la agricultura alrededor de 0,7 millones de toneladas. Finalmente, en los últimos dos años la producción de la acuicultura en China ha seguido creciendo, mientras que las importaciones de harina de pescado han disminuido considerablemente a muy por debajo de 1 millón de toneladas. IFFO por lo tanto opina que la industria de alimentos de acuicultura de China produce mucho más pescado del que consume, sacando una conclusión contradictoria a la encontrada en el artículo.

Sin embargo, la organización destacó que los puntos anteriores no deben restar valor a la importancia de este artículo. IFFO concuerda con los desafíos que se enfrentan en el acceso a información precisa en China en esta área. Para mejorar esta situación, IFFO ha iniciado un proyecto de trabajo con la FAO y la Sociedad de Pesquerías de China para recolectar más datos sobre la producción de harina de pescado en cada provincia y su uso de materias primas.

El artículo también destaca el potencial de mejorar el uso de los subproductos del procesamiento de productos de la acuicultura, tanto los cultivados en China y los importados. “La harina de pescado producida a partir de esta materia prima por lo general tiene un menor contenido de proteína, pero si se elabora utilizando las mejores prácticas de la industria puede producir un excelente productos terminado ideal para su uso en muchos alimentos acuícolas”, comentan desde IFFO.

El artículo también resalta el mal control de la explotación de las pesquerías mixtas en China. El pescado capturado en estas pesquerías es alimentado directamente como pescado fresco en granjas marinas o entregado a las plantas de harina de pescado donde no se realiza ningún intento para registrar su origen y volumen. Esta falta de control ya está teniendo un grave efecto en la productividad de estas pesquerías e IFFO respalda el deseo del informe  para la producción más responsable de la harina de pescado y aceite de pescado en China.