Esta publicidad se cerrará en segundos Cerrar
Trabajadores pesqueros (Foto de contexto)
Trabajadores pesqueros (Foto de contexto)

Magallanes: Estiman que más de 1.000 empleos estarían en juego por crisis bacalera

La crisis se inició en 2013, cuando como consecuencia de la implementación de la nueva Ley General de Pesca y Acuicultura (LGPA), se traspasó a un Comité Científico Técnico (CCT) la responsabilidad de fijar las cuotas anuales.

El pasado 19 de diciembre, la Asociación Gremial de Operadores de Bacalao de Magallanes (Aobac)  y el Sindicato Interempresas de Oficiales de Naves Especiales, Extranjeras y Ramos Similares, (Sitoners) entregaron una carta al ministro de Economía, Luis Felipe Céspedes, solicitando invalidar el proceso de fijación de cuotas de 2015, hasta que se cuente con el Plan de Manejo como lo exige la ley vigente. Además, pidieron la asignación de una cuota provisoria para el año 2015 de 2.000 toneladas, cantidad equivalente al mínimo necesario para mantener la industria en operación, sin variar en forma alguna el estado del recurso, como única solución para evitar el colapso de la industria donde estiman que más de 1.000 puestos de trabajo estarían en riesgo. Sin embargo, aún no hay respuesta.

Flota solLa industria bacaladera magallánica, que tradicionalmente daba empleo directo a 300 personas e indirecto a 1.000 trabajadores, aportando más de US$25 millones a la región, está al borde del colapso tras la decisión del Comité Científico Técnico (CCT) de mantener por segundo año consecutivo una reducción de dos tercios sobre las cuotas de pesca tradicionales.

Según la Ley, el CCT debe incorporar dos criterios en su decisión: el Informe de Sustentabilidad de la especie realizado por el Instituto de Fomento Pesquero (IFOP) y el Plan de Manejo propuesto por el Comité de Manejo, encargado de evaluar el impacto socioeconómico de las cuotas de pesca en la región.

“En diciembre de 2013, cuando el CCT debió fijar las cuotas de pesca de bacalao para 2014 se enfrentó con dos realidades; el informe presentado por el IFOP era deficiente por una serie de razones, principalmente porque no considera que el recurso es compartido con Argentina, Uruguay y las islas Malvinas (Falkland Islands). Asimismo, los parámetros teóricos no fueron ajustados a la realidad biológica del bacalao y su forma particular de pesca. Además, los Comités de Manejo no se habían conformado, por lo tanto, no contaba con un Plan de Manejo”, manifestaron desde la Aobac.

Pese a la falta de información exigida por la ley, el CCT tomó la decisión de reducir a un tercio la cuota de pesca el 2014, cifra que mantuvo en 2015, dando el puntapié inicial para la destrucción de la industria bacaladera. Paradojalmente, Argentina que comparte con Chile la explotación del recurso, aumentó sus cuotas de 3.500 a 4.000 toneladas.

Durante el 2014 la industria bacaladera se contrajo fuertemente. Su aporte a la Región de Magallanes cayó desde US$25 millones a cerca de US$10 millones, todos los planes de inversión fueron cancelados y este año, varios de los buques quedarán amarrados en puerto, afectando a más de 120 trabajadores directos.

ZARPE GP I 2El sector afirma que, a pesar de todos los esfuerzos, las autoridades fueron incapaces de cumplir con la ley que en el artículo 20 transitorio indica que 18 meses después de la promulgación de la ley, el Plan de Manejo debe estar aprobado. Es decir, el Comité de Manejo debiera estar conformado, operando y con el trabajo realizado.

“El plazo de los 18 meses se cumplió en julio pasado, sin embargo, debido a negligencias administrativas el Gobierno aún no se conforma el Comité de Manejo, negándole la posibilidad a la industria, a los trabajadores y a la región, de conservar una de las actividades económicas más importantes de la zona”, manifiestan desde la asociación.

Aobac sostiene que el informe final de dicha institución fue duramente criticado por la Revisión de Pares, instancia en donde participan científicos extranjeros expertos en la especie. En esa ocasión, ningún integrante del CCT participó de esta importante instancia de análisis.

Es importante tener en cuenta que la información biológica del bacalao se obtiene exclusivamente a partir de los datos generados en la operación de la flota pesquera. La actual cuota no permite una operación anual constante, por lo tanto, los datos para la realización de los estudios científicos este año serán aún más escasos y resultados menos confiables.

Cuotas 2015

“El pasado diciembre, en un acto al margen de la LGPA, la autoridad comunicó que en 2015 se mantendrá las cuotas del 2014, es decir, se mantiene la baja a un tercio de la captura autorizada tradicionalmente hasta el 2013”, sostienen desde el gremio.

Para la industria bacaladera la decisión no solo implica bajar la operación a un tercio, también triplica sus costos directos. Esto último, debido a que el valor de las cuotas subastadas en años anteriores por un plazo de diez años, permanecen constantes e invariables frente a la cuota fijada para cada año.

ZARPE GP I 30En definitiva, hasta el 2013 la industria pagaba cada año cerca de US$3 millones por la posibilidad de pescar 3.000 toneladas el año siguiente; hoy se debe cancelar lo mismo por solo 1.000 toneladas. “En otras palabras, el fisco se transformó en el principal socio de la industria, pues se le debe prepagar casi el 15% del valor venta de cada kilogramo exportado”, agregan.

Aobac

La asociación está formada por las empresas industriales pesqueras propietarias de los Permisos Extraordinarios de Pesca de la pesquería del bacalao de profundidad y/o armadores de barcos factoría autorizados a participar en dicha pesquería. Las empresas socias y fundadoras son Globalpesca SpA, Pesca Chile S.A., Pesca Cisne S.A., Antartic Sea Fisheries S.A. y Blue Ocean Seafoods S.A.

Temas Asociados