(SeafoodSource.com) Si bien la prohibición de Rusia a las importaciones de productos del mar provenientes de Estados Unidos, Canadá, la Unión Europea (UE) y Noruega ha cambiado los flujos comerciales de salmón, no ha cambiado mucho en Japón. La popularidad de la trucha de cultivo y el salmón coho hacen que Chile tenga una sólida posición en este destino. Sin embargo, el factor limitante es la debilidad del Yen.

Los precios al por mayor en el mercado de Tsukiji de Tokio para la importación de salmón coho entero congelado a finales de enero de promedió Yen 815 (US$6,93 o EUR$6,12) por kilo, e el filete promedio de Yen 972 (US$8,26 o EUR$7,30).

Actualmente, el keta o salmón chum silvestre está disponible a bajo precio en los supermercados, a pesar de que se considera como un pez para asar a la parrilla o salteado. En tanto, la trucha en los supermercados de Osaka tiene un precio de alrededor de Yen 158 (US$1,34 o EUR$1,18) por cada 100 gramos.

Noruega en tanto, ha desviado productos a los mercados de la UE y Estados Unidos, mientras que Asia, Israel, Hong Kong y Corea le han significado fuertes ventas. Por ejemplo, Corea importó 11.000 toneladas métricas de productos noruegos el año pasado.

Lejos de ser herido por la prohibición rusa, Noruega aumentó sus ventas de exportación en 2014 a un récord de NOK$43.900 millones (US$5.650 millones, o EUR$4.990 millones al cambio actual), un 11% respecto al año anterior.

Por volumen, Noruega exportó 999.000 toneladas, lo que significó el aumento en un 4%.

Rusia ha querido reemplazar el salmón noruego con el chileno, los productos de salmón coho provenientes de Salmones Chiloé enviado a San Petersburgo. Irónicamente, aunque Rusia prohibió el ingreso de productos del mar de Noruega, Salmones Chiloé es una empresa del grupo AquaChile, la cual firmó un acuerdo de fusión con la compañía noruega Marine Harvest, lo que muestra el estado actual de la industria con la consolidación de Noruega, país que se embolsará algo de los retornos de las importaciones rusas, de una manera u otra.