(Conapach) El viernes pasado se presentó el primer recurso en contra de la aprobación del proyecto Puerto Cruz Grande. Este fue interpuesto por el Sindicato de Trabajadores Independientes N°1 de Buzos y Pescadores Artesanales y la Asociación Gremial de Trabajadores del Mar Panamericana Norte, ante las oficinas del Servicio de Evaluación Ambiental de La Serena (Región de Coquimbo).

El proyecto, que fuera aprobado por la Comisión de Evaluación Ambiental la semana pasada, es rechazado por los pescadores artesanales por considerar que se les dejó fuera del proceso de participación ciudadana en conjunto con los habitantes de Caleta Hornos, quienes no fueron convocados ni informados de las actividades.

Puerto Cruz Grande considera la construcción y operación de un terminal portuario que permitirá el acopio y embarque de minerales, que se encontrará ubicado en la Punta Mostacilla, en la ribera sur de la caleta Cruz Grande, comuna de La Higuera.

El proyecto no incluye Caleta Hornos dentro del área de influencia, siendo que sus Áreas de Manejo pueden verse afectadas por cualquier impacto al medio marino, según lo informado.

“Hicieron la Evaluación de Impacto Ambiental (EIA) en la bahía de Chungungo, que es chica y no tomaron en cuenta el impacto sobre caleta Hornos. Menos tuvieron en cuenta que existen Áreas de Manejo a ambos costados de donde se pretende instalar el puerto”, aseguró Mario Flores, presidente de la Asociación Gremial de Pescadores Artesanales de Caleta Hornos.

Según el dirigente, los pescadores artesanales están preocupados, debido a que ven en peligro su fuente laboral, consistente en la extracción de locos y machas desde hace 15 años, dando trabajo a 200 socios con sus respectivas familias en los sectores de Chungungo, Totoralillo, Los Choros y Caleta Hornos.

Flores culminó diciendo que “las empresas que se vengan a instalar acá tienen que demostrar con hechos que las cosas que van hacer. No van a contaminar ni pasar a llevar nuestros recursos. Me extraña que el Gobierno no haya tomado parte y no haya ofrecido importancia a la EIA, sobre todo sabiendo que estás áreas son protegidas”.

Ignacio Poblete, abogado representante de ambos sindicatos de Caleta Hornos, fue el encargado de presentar dicho recurso en las oficinas del Servicio de Evaluación Ambiental, ubicado en La Serena. El profesional indicó que “con este recurso se da inicio a las acciones administrativas y judiciales de parte de la ciudadanía para impedir que un proyecto mal hecho y mal evaluado sea construido en su región, poniendo en riesgo la actividad económica de los pescadores y la maravillosa biodiversidad marina que la caracteriza”.