Plaza de Coyhaique. (Fuente: Editec)

El pasado martes 27 de enero, la Corporación  Multigremial de Aysén realizó su lanzamiento oficial mediante su constitución legal y tras 14 años de trabajo casi ininterrumpido por el desarrollo de la competitividad de la región.

El gremio es presidido por el empresario Eladio Muñoz y en él participan compañías y asociaciones como la Cámara de Comercio y Turismo de Coyhaique, SalmonChile, OGANA, Friosur, Minera El Toqui, Constructora Raúl Vernal y AES Consultores Ltda.

Respecto de sus objetivos, Muñoz comenzó a AQUA que la agenda considera temas como “la conectividad, energía, el uso de instrumentos de fomento productivos y participar del Plan Especial de Desarrollo de Zonas Extremas (PEDZE) anunciado por la Presidenta Bachelet”. Sobre este último punto, se puede destacar que considera US$1.000 millones para la Región de Aysén para un plazo de cuatro años.

Específicamente en el tema de la conectividad. ¿Cuál será su foco de trabajo?

Queremos trabajar con los actores que están. Hoy Navimag es el proveedor que hace la ruta marítima hacia acá y con ellos estamos analizando información y diversos datos. Lo importante es que acá el 40% de lo que llega a la región es a través de barcos y el otro 60% es por Argentina. En este sentido, quienes vivimos acá creemos que la carretera austral no es una carretera operativa para transporte fluido de carga. Solo nos queda la opción marítima y ahí pondremos el foco en el trabajo con al Gobierno. La idea es que sea una continuidad de la Ruta 5 Sur. Estamos buscando más frecuencia y mejores costos.

Es sabido que la energía es un factor limitante para el desarrollo de actividades productivas. ¿Qué visión tienen respecto de este tema?

Esta región es potente en energía. Según diversos estudios, tenemos una capacidad para producir 24.000 MW y resulta que Coyhaique, la capital, ocupa menos de 40 MW y donde todos estamos con un tremendo costo. Creemos que acá hay un tema al que ponerle énfasis ya que existe un recurso que no está siendo explotado.

Un tema a considerar es que, en 2010, se realizó una encuesta en Coyhaique que arrojó que el 58% estaba a favor de la energía hidroeléctrica.

Con más energía solucionamos el tema de la contaminación que tenemos en invierno. Además, esta podría llegar a ser una región modelo. Todo podría ser eléctrico. Falta un tema de voluntad, de decisión y visión.

Puerto Chacabuco. (Fuente: Editec)

¿Y cuáles serán sus objetivos en materia de instrumentos para zonas extremas?

Estamos revisando el instrumento N° 889, que es aquel que bonifica a la mano de obra. Antes del movimiento de febrero de 2012 se bonificaba un 17% con un tope de $160.000 aproximadamente. El acuerdo que se sostuvo en la oportunidad es que las empresas que reciban el 17% tendrán que pagar un 20% más del sueldo mínimo que hoy es de $225.000, o sea, como $40.000 más. Esto ha terminado siendo complicado para las microempresas.

También está la Ley Austral, que se podría ajustar un poco para que una mayor cantidad de empresas puedan participar.

¿Qué esperan del PEDZE?

Nos gustaría participar respecto de su distribución de forma que el dinero vaya a donde tiene que ir. Están los temas de conectividad pero también, por ejemplo, se encuentra comprometida una universidad estatal para esta región y eso nos importa mucho ya que el 90% de los jóvenes tiene que salir de la región para estudiar y no vuelve.

¿Cómo se ve a la industria del salmón en la región?

Es una industria conocida y que tiene una gran importancia. No obstante, la actividad ha fallado un poco en su vinculación con la sociedad, lo que también es un desafío como multigremial. Acá se podría avanzar con cosas tan simple como abrir un punto de venta de salmón en el mismo Coyhaique, donde se tiene un turismo muy diverso pero no se puede conseguir salmón fresco.