(ABC.es) La marea roja mantiene cerrados en Galicia, España, varios polígonos de batea de cultivo de mejillón, desde el sur de la comunidad hasta el norte, de acuerdo con los datos actualizados del Instituto Tecnológico para el Control del Medio Marino (Intecmar), que es el que determina si la presencia de biotoxinas hace necesario prohibir la extracción del producto.

A última hora de este jueves, de hecho, se encontraban cerrados todos los polígonos de las rías de Vigo, Pontevedra y de la de Muros-Noia, al igual que estaba decretado el cierre administrativo en Baiona, al sur de la provincia pontevedresa, y en Corme-Laxe, en la Costa da Morte.

Mientras, en la ría de Arousa siguen sin actividad desde este miércoles cuatro polígonos de bateas de O Grove (C1, C2, C3 y C4) y se cerraron el jueves dos zonas de retirada de moluscos infaunales.

El miércoles, la consejera del Medio Rural y del Mar de Galicia, Rosa Quintana, envió un mensaje a los consumidores para garantizar que “pueden estar perfectamente tranquilos” con los productos que llegan al mercado en el actual periodo.