Preocupación existe entre los pescadores de la Región de Los Lagos, quienes están pasando por una importante crisis económica y social a causa de la baja cuota de merluza austral asignada para este año 2015. Esta se sitúa en torno a las 12.000 toneladas, siendo que históricamente se les autorizaba unas 20.000 toneladas. Es por esto que están solicitando un aumento en la cuota, basado en los últimos informes del Instituto de Fomento Pesquero (IFOP) que muestran que la especie están en mejores condiciones de lo que se pensaba.

Sin embargo, y mientras esperan la respuesta del Comité Técnico Científico frente a esta solicitud, los artesanales están pidiendo también que las autoridades analicen la posibilidad de ampliar los registros pesqueros e incluso regionalizar algunas pesquerías, con el fin de que puedan acceder a un mayor número de recursos y no quedar de brazos cruzados cuando hay problemas con algunos tradicionales, como es el caso de la merluza austral.

«Actualmente, no hay registros abiertos para otras especies, y si los hay, nos encontramos, como en caso de la reineta, con no se nos permite ir más allá de las 40 millas, siendo que este recurso se captura a unas 200 millas desde Puerto Montt; es una especie que tenemos, pero no la podemos pescar», comentó a AQUA el presidente del Sindicato de Pescadores de Caleta Anahuac, Juan García.

Añadió que también se está observando presencia de jibia en las costas de la Región de Los Lagos, pero tampoco pueden ir por ella. «No están los registros pesqueros para los pescadores de la zona. Si la empezamos a pescar, podemos ser multados. Esto no tiene sentido, ya que se trata de una plaga que está agudizando aún más la crisis», aseguró el pescador, sosteniendo que el peligro de la jibia es que se alimenta de otros recursos marinos –pesca blanca– relevantes para el sector pesquero.

Lo ideal para los pescadores sería la creación de un registro «dinámico» o «multipropósito» que permita que los artesanales puedan capturar un amplio abanico de especies presentes en su región. «La diversificación tiene que ser dinámica. Si queremos entrar en la reineta, tenemos que hacer una apuesta real. La macrozona sur-austral no quiere que pescadores de la Región del Biobío vengan acá. Nosotros podríamos implementar una flota adecuada para capturar recursos como este y poder ir más afuera a buscarlos», recalcó Juan García.

Similar opinión tiene el presidente de la Federación de Pescadores de Hualaihué, Juan Alvarado, quien adujo que «sería ideal si se pudieran regionalizar algunas pesquerías», destacando también las posibilidades que podrían tener los pescadores de la zona si pudieran acceder a pesquerías como la de la reineta y la jibia.