Centro de cultivo de salmón
Centro de cultivo de salmón

Los esfuerzos de las salmonicultoras por disminuir el uso de antimicrobianos

Algunas de las compañías que transan en la Bolsa de Santiago han presentado reportes de sustentabilidad desde donde se puede conocer la cantidad de antibióticos utilizados en las fases de cultivo.

Luego que se conocieran las nuevas políticas de los gigantes del retail estadounidense Costco y Walmart sobre el uso de antibióticos durante los procesos productivos de los alimentos que compran, mucho se ha hablado en la industria del salmón acerca de la manera de mermar la inclusión de ese tipo de productos farmacológicos.

Es así que en nuestro país, algunas de las salmonicultoras que transan en la Bolsa de Comercio de Santiago (BCS), como Camanchaca y Empresas AquaChile, han presentado reportes de sustentabilidad desde donde se puede conocer la cantidad de antimicrobianos utilizados en las fases de cultivo y los esfuerzos que están realizando para disminuir su uso, fundamentalmente en el control del patógeno intracelular Piscirickettsia salmonis, causante de la enfermedad infecciosa denominada como Septicemia Rickettsial Salmonídea (SRS).

Camanchaca informó acerca de la reducción desde las 792 gr/tonelada LWE (peso vivo) en el año 2013 a las 420 gr/tonelada LWE registradas durante 2014. No obstante, el número de tratamientos por pez aumentó desde 2,3 en 2013 a 2,7 al año siguiente. La salmonicultora ligada a los empresarios Jorge Fernández y Francisco Cifuentes adujo que si bien el número de tratamientos aumentó en cantidad, “la intensidad de estos fue menor ya que se logró disminuir los gramos por tonelada producida, respecto del año anterior”.

En el reporte, aseguró que en su plan de gestión de salud incluye el monitoreo periódico de todos los patógenos importantes, vacunación del 100% de los smolts, alimentación funcional con dietas específicas dependiendo de la fase productiva, manejo del estrés y manejo de las condiciones ambientales.

“El plan de gestión sanitario incluye la utilización de antibióticos en aquellos grupos de peces que se encuentran enfermos y cuya utilización es necesaria para evitar su mortalidad. Dichos tratamientos se encuentran relacionados principalmente para tratar la enfermedad Piscirickettsiosis, la cual es generada por una bacteria endémica de nuestro país”, explicó la firma acuícola.

Revise aquí en detalle el más reciente informe de sustentabilidad presentado por Camanchaca: Reporte de sustentabilidad 2014

Por su parte, Empresas AquaChile destacó la tendencia observada en los últimos años, y los esfuerzos de la compañía para ir gradualmente disminuyendo la cantidad de antibióticos aplicados en el proceso de cultivo de salmones.

Uso de antibióticos Empresas AquaChile

“Particularmente, es notable la disminución de este indicador en el salmón Atlántico, trucha y salmón coho, no obstante el incremento observado el último año en esta última especie mencionada. En efecto, durante el año 2013, la situación sanitaria, especialmente en el cultivo de coho, resultó más desafiante con respecto al año 2012 (dado principalmente por condiciones medioambientales de las estaciones otoño y primavera). Por esta razón, hubo un aumento en el uso de medicamentos. Sin embargo, AquaChile está trabajando en una estrategia orientada a mejorar la condición sanitaria destinada a aumentar la productividad, y a disminuir la utilización de antibióticos”, aseguró la mayor salmonicultora de capitales chilenos.

Trazas

Sobre posibles trazas de antibióticos en sus productos, AquaChile ha afirmado que para el cultivo de sus salmones solamente utiliza fármacos de uso veterinario autorizados por el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) en Chile. “Estos fármacos corresponden a antibióticos, antiparasitarios y vacunas, que se administran de acuerdo con prescripciones médico veterinarias, suscritas por veterinarios del área de Salud de la empresa. Las prescripciones de antibióticos responden a tratamientos de patologías diagnosticadas solo cuando la salud de los peces está comprometida y, en ningún caso, a tratamientos preventivos”, aseguró la compañía.

De igual manera, dijo que antes del traslado de los peces a las plantas de proceso, toma muestras en todas las jaulas de cada uno de los centros para verificar el correcto uso de fármacos. “Estas pruebas son analizadas por laboratorios independientes y auditadas en los servicios estatales pertinentes. AquaChile garantiza, a través de muestreos y análisis de liberación previos a la cosecha, realizados por entidades independientes y supervisadas por el Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura de Chile (Sernapesca), que los alimentos que comercializa no contienen residuos de antibióticos. También esos análisis incluyen el control de residuos de contaminantes, sustancias prohibidas y no autorizadas”, enfatizó la salmonicultora.

Descargue aquí el último reporte de sustentabilidad publicado por Empresas AquaChile: Reporte sustentabilidad 2013

Lo dicho por AquaChile es complementado por Camanchaca, que asevera que la utilización de antibióticos cuenta con todas las autorizaciones sanitarias del Sernapesca, “y adicionalmente en el proceso productivo se consideran los períodos de resguardo necesarios para que los peces tratados queden liberados de niveles residuales cumpliendo plenamente con las regulaciones para consumo humano de nuestros diferentes clientes y países”.

En forma adicional, subrayó, “nuestra empresa en conjunto con la Asociación de la Industria del Salmón de Chile A.G. (SalmonChile) y sus asociados, están desarrollando varias líneas de investigación con el objetivo de disminuir el uso de antibióticos. Dentro de las principales líneas, se encuentran el desarrollo de vacunas eficaces, dietas específicas y selección genética”.

Es así que durante 2014 en Camanchaca se realizaron 30 verificaciones de producto y además en forma mensual se efectuaron chequeos de residuos de antibióticos en la carne de pescado, todos con resultados negativos, concluyó la compañía.

En tanto, en su Memoria Anual 2014, Multiexport, a pesar de no entregar las cifras detalladas de uso de fármacos, ha asegurado que los productos comercializados por la compañía no presentan residuos antibióticos detectables, “aprobando los más exigentes sistemas de medición utilizados por Japón, Estados Unidos y la Unión Europea. Por último, la industria se encuentra desarrollando vacunas contra los principales patógenos que afectan al salmón”. Y añadió: “nuestra empresa cuenta con sistemas de aseguramiento de calidad en todas sus etapas de cultivo, lo que garantiza el cumplimiento de las más exigentes normativas de los mercados”.

A modo de contexto, para conocer los valores de uso antibióticos a nivel de industria, descargue aquí el informe del Sernapesca.

Temas Asociados