Cultivo de mejillón en Galicia (Archivo Editec)
Cultivo de mejillón en Galicia (Archivo Editec)

Marea roja vuelve a cerrar casi todas las bateas de mejillón en Galicia

La incidencia de la toxina se ha recrudecido cuando está a punto de comenzar el grueso de la temporada.

(Diario Atlántico) Las bateas de mejillón en Galicia, España, están prácticamente cerradas en su totalidad a causa de la toxina lipofílica que impide su extracción. Este domingo 29 de junio solo habían tres polígonos abiertos (Sada 2, A Pobra A y Cambados A2), los otros 46 permanecían cerrados porque presentaban niveles de toxiciada más altos de los que establece la ley.

Este nuevo episodio de la comúnmente denominada marea roja se recrudeció en los últimos días, lo que obligó a clausurar los últimos parques que quedaban abiertos en Redondela (Ría de Vigo), A Pobra, Vilagarcía y Cambados (Arousa).

Este cierre masivo coincide con la época fuerte del mejillón, que está a punto de empezar y que se extiende durante los meses de julio, agosto y septiembre, ya que el molusco está en condiciones óptimas y la industria es cuando más fabrica para tener stock para el resto del año. Así lo recordaba hace unos días en declaraciones al diario Atlántico el secretario general de la Anfaco, Juan Manuel Vieites. La patronal conservera no descarta que se pueda producir alguna parada en las fábricas si la toxina no remite en las próximas semanas, si bien pide cautela porque se trata de un fenómeno natural cuya propagación depende de muchos factores como las corrientes marinas, los vientos o la temperatura del agua.

Este es el segundo episodio tóxico que se produce en lo que va de año -el primero fue en primavera- y el año pasado el sector bateeiro sufrió uno de los peores de la última década con varios capítulos de marea roja. Se trata de un fenómeno natural que se produce por microalgas presentes en el fitoplancton marino, que forma parte del alimento de los moluscos, y que bajo condiciones ambientales favorables se multiplican.

Temas Asociados