(ABC.es) Los polígonos mitilicultores de Galicia, España, han vuelto a cerrar sus puertas tras descubrirse un nuevo brote de biotoxinas marinas, más conocidas como “marea roja”. Desde marzo de este año la toxina lleva impregnando toda la costa atlántica impidiendo su comercialización. Así lo ordenaba el Instituto Tecnológico para Control del Medio Marino (Intecmar) tras detectar unos índices elevados en los moluscos de la zona. Desde el 30 de junio todos los polígonos de mejillón permanecen cercados, no siendo el caso de los de ostras o almejas.

Este es un fenómeno que afecta únicamente al consumidor. El molusco lo utiliza de alimento, pero para los humanos se traduciría en diarrea, mareos y sensación de hormigueo. Debido a esto, el Intecmar decidió tomar la medida de cerrar todos lo polígonos desde la costa de Ferrol hasta la de Vigo, pasando también por O Burgo, Corme-Laxe, Camariñas, Corcubión, Muros-Noia, Arousa y Pontevedra.

Ya es la segunda vez en lo que va de año que esto sucede. La primera, durante el mes de marzo, ya había obligado a numerosos polígonos a cesar su producción. A partir de ese momento, el cierre ha sido discontinuo hasta la última quincena del mes de junio cuando se produjo un claro empeoramiento.

Desde la Consejería del Medio Rural y del Mar aseguran que se trata de un fenómeno natural que afecta al sector estacionalmente, pero que volverá a la normalidad en unas semanas. La directora del Intecmar, Covadonga Salgado, aseguró este jueves 2 de julio a ABC que la desintoxicación se producirá poco a poco. “Es un episodio muy importante y no podemos decir que sea normal que afecte a toda la costa a la vez, pero no deja de ser un proceso natural de fácil solución”, matizó.

Los análisis se pueden realizar con muestras de agua o recogiendo partículas de mejillones. A simple vista, el agua cambia de color aunque no siempre pasa a ser de color rojo. El nombre de “marea roja” está visto por los expertos como incorrecto, puesto que ni se trata de un problema con las mareas, ni esta coloración es necesariamente roja. Sin embargo, la inestabilidad de estos resultados han creado 38 resoluciones de cierre y 29 actualizaciones.

Galicia es productora del 97% de obtención española de mejillón y la primera región de Europa y esta situación pone en riesgo el abastecimiento del molusco.