Mejillón gallego en conserva (Archivo Editec)
Mejillón gallego en conserva (Archivo Editec)

Sentencia dice que no se puede usar término alguno que evoque a Galicia en el etiquetado de conservas de mejillón

El dictamen estipuló que fórmulas como “envasado en Galicia” o “de las Rías Gallegas” hacen competencia desleal a la marca Mejillón de Galicia.

(La Voz de Galicia) El juzgado de lo mercantil de Pontevedra, perteneciente a la comunidad autónoma de Galicia (España), condenó a la empresa Javimar, con sede en Ribadumia (municipio de la Provincia de Pontevedra), por el uso en el etiquetado de sus latas de mejillón de nombres y expresiones que evocan a Galicia sin que el producto que contienen esté amparado por la Denominación de Origen Protegida (DOP) Mejillón de Galicia (Mytilus galloprovincialis). La sentencia, contra la que cabe recurso, obliga a la firma a cesar en el uso de tales menciones, a retirar del mercado todos los productos y material publicitario infractor, y a indemnizar al Consejo Regulador con la cantidad de EUR$15.000.

“El uso de las expresiones ‘de las rías gallegas’, ‘fabricado en Galicia’ y ‘envasado en Galicia’ constituye un uso comercial directo o indirecto, pero en todo caso patente, del nombre registrado de la DOP”, dice la sentencia. Y precisa que “resulta incluso irrelevante para entender vulnerada la norma que lo comercializado sea propiamente mejillón, que existan o no garantías sanitarias, o que la trazabilidad esté correctamente definida. Lo esencial es que quien no forma parte de la DOP no puede mostrar comercialmente el producto como proveniente o vinculado, en cualquier modo, con Galicia”.

El juez consideró que el uso de fórmulas como “de las rías gallegas” o “envasado en Galicia” sí supone una competencia desleal para el mejillón amparado por la DOP. Condena a la empresa juzgada a “cesar en el uso del tráfico mercantil de las señaladas indicaciones”, a “retirar del tráfico económico todos los productos, embalajes, material publicitario o cualquier otro nombre comercial en el que se hubiere materializado la infracción y la conducta desleal” y a indemnizar al Consejo Regulador con EUR$15.000 en concepto de daño moral.

El presidente de Mejillón de Galicia, Francisco Alcalde, valoró la resolución judicial como un gran paso adelante y declaró que el “Consejo del Medio Rural y del Mar y el Instituto Gallego de Consumo deben cambiar su actitud con respecto a este tema, para que de una vez por todas se actúe para eliminar los casos de ilegalidades en el etiquetado de las conservas de mejillones”.

Lea también: La marea roja empaña el inicio de la campaña de mejillón en las fábricas

Temas Asociados