Capítulo 3 del especial “Disminuyendo costos” y esta vez dejamos de lado la Septicemia Rickettsial Salmonídea (SRS) para enfocarnos en el piojo de mar que provoca la patología denominada Caligidosis.

Si el SRS genera cada año pérdidas de entre US$500 millones y US$700 millones para la industria del salmón en Chile, el piojo –denominado también como cáligus, que viene de su nombre científico Caligus rogercresseyi– no se queda atrás y los costos por cada baño son millonarios.

A los costos de los fármacos hay que sumarle a cada baño cerca de US$50.000 por concepto de embarcaciones, manejos, buzos, oxígeno, entre otros.

Fuentes de la industrian explican que el tratamiento está asociado con el volumen de la jaula o de la lona y se usa un valor fijo asociado a esa capacidad con el objetivo de lograr la concentración deseada. El costo de cada fármaco entonces estará en función del número de unidades y del tamaño de estas, dado que dependiendo de eso será el porte de la lona (en general son de 3.600 m3).

Un ejecutivo del sector precisa que a los costos de los fármacos hay que sumarle a cada baño cerca de US$50.000 por concepto de embarcaciones, manejos, buzos, oxígeno, entre otros.

Media lona

Una de las empresas productoras de salmón y trucha que ideó un nuevo mecanismo para realizar los tratamientos contra cáligus y que se relaciona con la reducción del área (lona) de tratamiento es Marine Farm GMT. La iniciativa incluye a Storvik Aqua y Pharmaq, con quienes han estado llevando a cabo una serie de seminarios para los encargados de baño y operadores directos de los tratamientos en los centros de cultivo. “Este punto es muy importante porque es ahí donde se podrían producir pérdidas de biomasa y de ineficiencias en el uso de equipos, pérdida de oxigeno por desconocimiento o falta de capacitación del operador”, subraya el gerente comercial de Storvik Aqua, Jorge Flores.

El encargado de Tratamiento de Peces de GMT, Nicolás Díaz, explica a AQUA que para disolver el producto crearon un tacho cuadrado de 40 litros de capacidad con una salida de ¾ pulgadas, de acero inoxidable, la cual se conecta al sistema de dosificación que es similar al BetaDoser. Este, además, tiene un sistema para revolver la mezcla del químico todo el tiempo hasta que se acaba con unas paletas en su interior.

Pero, ¿por qué de acero inoxidable? El representante de Marine Farm GMT responde que por las recomendaciones de especialistas noruegos que sostienen que los piretroides tienen una alta afinidad con los plásticos y, según muestras que han realizado, parte del poder funcional del químico queda adherido en las paredes de los envases de plásticos donde se preparan y no así con el acero inoxidable, por lo cual se aprovecha mejor el principio activo del químico y se mantiene la concentración del fármaco que se debe utilizar.

Tratamiento para cáligus con medio lona (Fuente: Marine Farm)

Tratamiento para cáligus con medio lona (Fuente: Marine Farm)

Nicolás Díaz ahonda que el desarrollo de la media lona pasó en primera instancia para reducir el costo del químico a usar para los baños a la mitad, luego de esto se dieron cuenta de que la eficacia aumentaba de manera considerable con esta lona y aprovechando la visita de Yngve Lystad de Pharmaq Noruega, quien presenció un baño con media lona en instalaciones de GMT, comentó que este procedimiento también se lleva a cabo en Noruega y afirmó que de igual manera tenían mejores resultados que con la lona completa cuando eran peces pequeños, debido a que al estar más juntos estos no tenían la oportunidad de evitar el contacto con el químico, como cuando tienen más espacio con la lona completa, además que se logra más rápido y mejor la distribución del fármaco a usar en menos espacio de dilución, aunque sea proporcional la cantidad de fármaco.

Todo ello lleva a rentabilidades de distintos tipos: menos uso de químico, menos tiempo en colocar y sacar la lona, son varios m2 menos de tela que manejar cada vez que se instala y se saca, se puede aprovechar mejor el oxígeno entregado a los peces –en vez de tener que oxigenar 3.600 m3 de agua solo hay que efectuarlo con 1.800 m3– y con el ahorro de tiempo en el proceso de baños, ya que con esto se pueden bañar más jaulas al día que con la lona completa.

Según lo complementado por el encargado de Tratamiento de Peces de Marine Farm GMT, Nicolás Díaz, los beneficios se traducen en un “menor costo en fármaco (50%); menor cantidad de oxígeno por jaula bañada, entre 25% a 30% menos; mejor distribución del químico al estar los peces más confinados, ayudando así a distribuir el fármaco de mejor manera en la jaula; menor tiempo por jaula entre colocar y sacar la lona; mayor eficacia del uso del químico y mejores resultados postmuestreo de los baños, llegando a ser cerca del 85% al 95% con deltametrina y cipermetrina, lo cual no se alcanza en los baños con lonas completas; mejor distribución en menor tiempo del químico en toda la columna de agua, no generándose hot points dentro de la jaula; y, por último, al usar el 50% del químico se genera menos daño al medio ambiente”.

Vea el cuadro comparativo en donde se muestra el ahorro en US$ por baño en una jaula y proyectado a 20 jaulas en un centro (Fuente: GMT Marine Farm):

Fuente: Marine Farm GMT

Eso sí, Díaz precisa que el sistema de dosificación no sirve para baños de peróxido, ya que los volúmenes a usar de este producto son muy grandes, aunque detalla que sí se podría emplear el difusor de químico porque, al ser de acero inoxidable, no tiene problemas con el H2O2.

Tratamiento para cáligus con media lona (Fuente: Marine Farm)

Recomendaciones

Para cerrar, Nicolás Díaz dice que según su experiencia con este sistema, y aclarando que no tienen la “receta perfecta” para realizar los baños contra cáligus, utilizar la media lona para baños de peces hasta los 2,0 kg “está probado que es seguro, siempre y cuando los peces estén sanos y sin problemas branquiales y que la mejor manera de distribuir el químico en las jaulas es de forma lineal y vertical para asegurar una mezcla amplia del químico dentro de la lona y que no se generen hot points dentro de la jaula que puedan dañar los peces”, sostiene el especialista.

De igual manera, puntualiza que también sería bueno probar en el corto plazo una lona de ¾” de jaula para peces hasta los 3,0 kg a 3,5 kg, como también usar estas lonas en las jaulas que queda poco saldo de peces post cosecha o raleo. “Así se podrían bajar los costos de baños realizando este procedimiento”, concluye Díaz.

 

* Todas las imágenes son gentileza de Marine Farm para AQUA.