En el marco de la Conferencia Internacional AquaForum 2015, el doctor y profesor en Economía Gunnar Knapp analizó la actual coyuntura del salmón chileno, poniendo énfasis en la oferta-demanda y su impacto directo en los precios.

El Dr. Knapp es director del Instituto de Investigación Social y Económica (ISER, por sus siglas en inglés) de la Universidad de Alaska (Estados Unidos) y ha dedicado los últimos 30 años de su vida a estudiar los vaivenes financieros de los salmónidos de cultivo y también de los silvestres desde que en 1981 recibiera su doctorado en Economía de la Universidad de Yale (Estados Unidos).

Subrayó que cuando se piensa en los precios del salmón hay que tener presente que detrás de ellos existen muchos factores que están sucediendo en un escenario puntual. En este sentido, llamó a “comprender los mercados, su oferta, demanda, la de los competidores, la de otros productos de salmón, de otros pescados, de otras proteínas (vacuno, aves, cerdo), los costos, tipos de cambio, entre otros, solo así se podrán tomar decisiones en base a información integrada”, puntualizó.

Enfatizó que si es que la oferta aumenta sin un incremento en la demanda, el precio debiera reducirse para no alejar a los consumidores. Pero, ¿cómo se aumenta la demanda? Respondió que el marketing es determinante, he ahí la relevancia de marcas sectoriales como “Salmón de Chile”; también se debe escuchar a los consumidores, entenderlos, producir lo que necesitan, crear empaquetados más llamativos, garantizar trazabilidad, inocuidad, responsabilidad social y cuidar la relación con las comunidades.

Estados Unidos

Estados Unidos es el principal mercado del salmón chileno, recibiendo más de un 30% de la producción nacional y en donde un 46% del salmón que se consume allí proviene de nuestro país; por lo que los escenarios de precios impactan fuertemente en la mayoría de las empresas exportadoras.

En particular, el corte Trim C de 2 a 3 libras enviado a Estados Unidos ha caído a su menor nivel en la última década, mientras que el filete Trim D ha alcanzado niveles tan bajos como los registrados en 2012. Puntualmente, según los datos proporcionados por Urner Barry y complementados con SalmonEx, los valores en dicho mercado han caído de manera constante durante las últimas semanas, contrayéndose en un 20% en los últimos dos meses, y en un 25% respecto de comienzos de año.

El profesor Knapp detalló que en 2014 Estados Unidos importó un total de 246.000 toneladas de salmón Atlántico, principalmente de Chile (filetes frescos y filetes congelados), Canadá (fresco con cabeza) y Noruega (de todo un poco). En ese mismo año, Chile representó el 51% de las importaciones, 20% Canadá y 11% Noruega.

El profesor de la Universidad de Alaska pronosticó que durante los próximos meses seguirían cayendo los precios de los filetes frescos y congelados. Solo el fresco con cabeza aumentaría. ¿La razón? Un exceso de oferta, lo mismo que sucedió en 2012-2013. Pero hay una diferencia entre ambos periodos, esa vez Chile volvió al mercado tras la crisis del virus ISA, mientras que en 2014-2015 aumentó la oferta de fresco con cabeza de Canadá. “Esto ha sido determinante. Lo positivo es que Canadá no tiene la capacidad para seguir creciendo de esta manera, fue la coyuntura que se recuperó a partir de un par de enfermedades que debieron enfrentar. Muy similar a lo que ocurrió con Chile hace un par de años”, comentó el profesor de la Universidad de Alaska.

Ahondó que la tendencia histórica determina que si el crecimiento año a año en las importaciones de salmón a Estados Unidos fue de 1.000 toneladas mensuales los precios se mantuvieron, sin embargo, por cada 1.000 toneladas extras al mes los precios cayeron US$0,40 en promedio, produciéndose el efecto contrario cuando se contrajeron los envíos en la misma cantidad.

“Las empresas deben entender ese tipo de relaciones para comprender los mercados. He ahí la relevancia de invertir en estudios y análisis”, puntualizó Knapp.

De igual manera, entregó algunas razones para entender los precios del salmón chileno frente a otros países: “Chile está vendiendo muchos más volúmenes de filetes frescos en Estados Unidos que en otros mercados; no tienen contratos a largo plazo; problemas financieros de algunas empresas, lo que las hace tener menos ‘espalda’ para enfrentar malos momentos como este; el tipo de cambio, que ha afectado significativamente a Chile, mientras que en Noruega se ha producido el efecto contrario”.

Sobre los antibióticos, precisó que aún es pronto establecer si responde a niveles de mercado o a una importadora en particular (Costco); lo mismo que ocurre con una eventual preocupación de los consumidores por la calidad y temas medioambientales que pudiera tener la producción de salmónidos en Chile.

Por eso, llamó a no tener pánico ante los vaivenes del mercado; y en términos económicos reconocer las oportunidades a largo plazo, el crecimiento de la población, el mayor poder adquisitivo, el portencial enorme para aumentar la demanda, principalmente en países de bajo consumo de pescado, entre otros.

A nivel productivo, complementó que Chile tiene vastas áreas geográficas para cultivar peces y mano de obra calificada. “Eso sí, nada será suficiente si no se invierte en Investigación, Desarrollo e innovación (I+D+i), si no se trabaja potentemente la marca país recordándoles a los consumidores, ONGs, prensa y a la sociedad toda que se está ante un gran producto, con amplios beneficios nutricionales y gastronómicos; que el congelado mantiene propiedades casi idénticas que el fresco; diversificar los mercados, las presentaciones. En definitiva, invertir en marketing y comunicar que la salmonicultura es genial, porque claro que lo es si se hace correctamente y si se compara con otras industrias productoras de proteínas como las carnes y las aves”, concluyó el profesor Knapp.

Más expositores

En la jornada de la tarde también se realizó el bloque sobre regulaciones y normativas con instrumentos de última generación y sus impactos. Aquí, la subdirectora de Acuicultura del Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca), y el director ejecutivo de Csiro Chile, Orlando Jiménez, expusieron sobre los alcances del Proyecto Acuapacífico Csiro-Sernapesca.

Luego, la jefa de la División Sanción y Cumplimiento de la Superintendencia de Medio Ambiente (SMA), Marie Claude Plumer, presentó la charla titulada “Sanciones en la industria salmonicultora”.

Posteriormente, y antes de la presentación de Gunnar Knapp, la gerente de Marketing de la Asociación de la Industria del Salmón de Chile A.G. (SalmonChile), Melanie Whatmore, repasó la campaña “Salmón de Chile” en Brasil y se refirió a la importancia de diversificar los mercados de destino.

AquaForum 2015, cuyo organizador es el Grupo Editorial Editec, contó con el auspicio diamond de Entel y el auspicio gold de Salmofood. Mientras que los auspiciadores sociales fueron Virbac-Centrovet, BioMar, Fimar, Keepex, ProAmbient y Montana. De igual manera, la Asociación de la Industria del Salmón de Chile A.G. (SalmonChile) se sumó como patrocinador, mientras que el medio de prensa oficial fue AQUA, el mismo que en los próximos días continuará reportando informaciones acerca de este encuentro internacional.