A más tardar en agosto de este año, el gobierno enviará al Congreso un proyecto de ley para crear el Ministerio de Ciencia y Tecnología. Además, se comprometió una tramitación expedita para que a septiembre de 2017 (cuando se inicia el proceso para el presupuesto del año siguiente) esta nueva cartera de Estado se encuentre en funcionamiento.

«El súperciclo de las materias primas está en su fin y le permitió a Chile, sin duda, hacer grandes avances tanto económicos como sociales; pero ahora ya no podemos apostar solo a los recursos naturales. El crecimiento de un país debe basarse en la creación de valor a través de la aplicación de conocimiento y de inteligencia», comentó la Presidenta Michelle Bachelet durante el anuncio del proyecto de ley.

En su página web oficial, el gobierno detalló que los objetivos del ministerio son: «la misión fundamental de la nueva cartera será definir una política que permita, en lo esencial, fortalecer y ampliar las capacidades de Investigación, de Desarrollo e Innovación tecnológica (I+D+i); orientar y apoyar la formación de investigadores y procurar su adecuada inserción en el sistema, tanto en la academia y en el Estado como en el sector productivo; y vincular de manera cada vez más estrecha el quehacer científico-tecnológico e innovativo con las preocupaciones de la sociedad, definiendo focos de acción y áreas prioritarias en función de los desafíos y oportunidades, tanto nacionales como regionales».

La Presidenta Bachelet complementó que en el actual escenario y con la institucionalidad vigente el gobierno «se compromete a presentar acciones inmediatas de fortalecimiento del sistema durante 2016, que no impliquen mayores recursos: fortalecimiento administrativo de la Conicyt (Comisión Nacional de Investigación Científica y Tecnológica), fortalecimiento de la política de centros científico-tecnológicos, política de formación e inserción de investigadores, comprensión y valoración de la ciencia».