Difundir entre los usuarios del sector pesquero (pescadores, recolectores, buzos, comercializadores, entre otros) la nueva normativa sobre procesos de renegociación de deudas y quiebra, es el principal objetivo del convenio firmado este miércoles 18 de mayo entre la Superintendencia de Insolvencia y Reemprendimiento (Superir) y el Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca).

En el convenio firmado en Valparaíso (Región de Valparaíso), ambas instituciones se comprometieron a entregar sus máximos esfuerzos en socializar, a través de una campaña conjunta, la nueva normativa concursal y capacitar a los funcionarios del Sernapesca respecto a los nuevos procedimientos de renegociación, con el objeto de que se vuelvan monitores capaces de atender consultas y realizar las derivaciones a la Superintendencia cuando corresponda.

Respecto de la importancia de difundir apropiadamente esta ley que beneficia directamente a quienes están en situación de renegociación de sus deudas, el superintendente de Insolvencia y Reemprendimiento, Andrés Pennycook, explicó que «todavía no se cumplen dos años de la entrada en vigencia de esta ley y aún observamos que es necesario hacer mayores esfuerzos por difundirla y acercar estos derechos a los ciudadanos para que se puedan ejercer. En este sentido, alianzas como esta nos permite brindar una atención más integral a nuestros usuarios, en particular con instituciones que tiene una relación continua con los usuarios de su sector, como Sernapesca».

Pennycook también subrayó los beneficios de esta normativa, la cual «permite que cualquier ciudadano de a pie pueda sentarse con sus acreedores ya no en esa situación de asimetría en la que el acreedor muchas veces imponía sus condiciones, sino que en un procedimiento que es reglado y que hace que la cancha esté más pareja».

Por su parte, el director nacional del Sernapesca, José Miguel, Burgos recalcó que esta ley es especialmente útil en un sector que últimamente ha sido golpeado por las contingencias. «Esto nos va a permitir llegar como Estado a comunidades como los mitilicultores y pescadores artesanales de la Región de Los Lagos, que están viviendo una disminución importante de sus ingresos producto de la crisis. Entonces para nosotros esto se enmarca muy bien en lo que nos ha pedido la presidencia en términos de eficiencia del Estado y poder coordinarnos para tener una mejor llegada con los beneficios que el Gobierno está entregando a las diversas comunidades».