Este miércoles 25 de mayo se llevó a cabo el simposio titulado «Oceanografía y Acuicultura en la Región Centro-Sur de Chile», actividad en el marco del XXXVI Congreso de Ciencias del Mar, realizado este año en la Universidad de Concepción (UdeC). En la oportunidad participaron más de 80 asistentes, académicos, investigadores, estudiantes de carreras vinculadas a las ciencias del mar y público en general.

Foto gentileza Incar2

El simposio tuvo como expositores a los investigadores asociados de la Línea de Sustentabilidad Ambiental (RP4) del Centro Interdisciplinario para la Investigación Acuícola (Incar), bajo la coordinación de la Dr. Camila Fernández, académica del Departamento de Oceanografía de la UdeC.

Los principales temas abordados por los investigadores tuvieron relación con: i) factores ambientales y oceanográficos que influyen en el éxito del reclutamiento de organismos bentónicos, poniendo como ejemplo un caso de estudio en las costas de la V y VI Regiones (Dr. Fabián Tapia); ii) Los procesos físicos que modelan el intercambio de aguas en el mar interior de Chiloé y el océano costero (Dr. Marcus Sobarzo); iii) Resultados preliminares de los efectos biogeoquímicos sobre la producción primaria en Chiloé, con el caso de estudio en el canal Caucahué (Dra. Camila Fernández); iv) Efectos sobre la macrofauna en zonas modificadas por la actividad, con los casos de estudio en el canal Caucahué, el golfo de Arauco y bahía de Coliumo (Dr. Eduardo Hernández); y v) El análisis de modelos socio-ecológicos de la acuicultura de gran y pequeña escala, con los casos de estudio en el fiordo Aysén y bahía de San Vicente, en la Región del Biobío (Dr. Sergio Neira).

Foto gentileza Incar3

Desde el Incar comentaron a AQUA que este seminario permitió difundir los resultados preliminares de las principales investigaciones que está realizando la Línea de Sustentabilidad Ambiental del Incar desde el año 2013 en la zona de Chiloé y el golfo de Arauco, la cual ha permitido identificar la dinámica ecológica, física y biogeoquímica de las zonas investigadas.

«Continuaremos nuestros esfuerzos para seguir entendiendo el funcionamiento de estos y otros ecosistemas», concluyeron desde el Incar.