El senador de la Unión Demócrata Independiente (UDI) por la Región de Los Lagos, Iván Moreira, llamó al Gobierno a que, “así como el Ministerio de Economía se hizo cargo de las dificultades de la pesca artesanal por la marea roja”, el Ministerio del Trabajo inyecte recursos y disponga de financiamiento para programas pro empleo que vayan en ayuda de los cesantes de la industria del salmón.

Durante una reunión sostenida con el ministro del Interior, Mario Fernández, Moreira pidió analizar la coyuntura de desempleo que vive la sureña región, para lo cual, según argumentó, es necesario “bajar” recursos desde el nivel central para solucionar la crisis.

“No podemos seguir dependiendo de los fondos del Gobierno Regional (GORE), ya que esto no solo perjudica los proyectos de inversión locales, sino además no alcanzan para cubrir la necesidad de empleos que afecta a los trabajadores del salmón y de la mitilicultura. Por esto, se requiere inyectar recursos frescos, tal como se hizo en la crisis del año 2008 –gatillada por la proliferación del virus de la Anemia Infecciosa del Salmón (ISAv)–”, subrayó el legislador.

En la actualidad se han implementado programas FRIL (Fondo Regional de Inversión Local) y PMU (Programa de Mejoramiento Urbano y Equipamiento Comunal) a través de los municipios, donde se han creado 1.700 puestos de trabajo destinados a la mantención y mejoramiento de edificios públicos y borde costero. Para esto se han utilizado recursos de la Subsecretaría de Desarrollo Regional (Subdere) y del GORE, los que permitirán otorgar empleos de media jornada con un sueldo de $150.000 pesos por cuatro meses. Además de la creación de 4.500 cupos de capacitación.

Para Moreira, las cifras de desempleo publicadas por el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) no coinciden. “El trimestre móvil abril-junio no refleja por completo el impacto de la marea roja, ya que habría un total de 22.100 desocupados en la región, lo que equivale a una tasa de desempleo cercana al 5,1%. Y a pesar de que esta tasa de desocupación seguirá siendo de las más bajas del país, de no intervenir y hacerse cargo el Ministerio del Trabajo con cupos pro empleo no se descartan nuevas movilizaciones”, aseguró el congresista.

Insistió en que las protestas por marea roja no es un conflicto en retirada, sino que este se irá agudizando en el tiempo, considerando que aumentará el número desempleados en la región. Ante lo cual pidió diseñar un plan de largo plazo ya que, de acuerdo con sus palabras, la industria salmonicultora no volverá a los niveles de producción anteriores.

“El Gobierno debe dejar de jugar con los cesantes. Se requiere estar preparados para enfrentar esta situación y brindar una alternativa laboral, especialmente para las mujeres jefas de hogar que dependen de esta fuente de ingresos para la cual la reconversión se debe trabajar de manera seria, estratégica y sistemática”, concluyó Moreira.