A fines de este mes -domingo 31 de julio-, vence el plazo para que los titulares de licencias transables de pesca clase A efectúen el pago anual según lo establecido por el Ministerio de Economía, además de la patente de beneficio fiscal, de un impuesto específico al Servicio de Impuestos Internos (SII), cuyo monto corresponde al número de toneladas que tienen derecho a extraer cada una de las empresas industriales -actualmente son 63 las que se encuentran vigentes para el cobro correspondiente-.

En ese contexto, de acuerdo con lo publicado por Estrategia, solamente cuatro empresas, considerando sus sociedades relacionadas, concentraron casi la totalidad de la cuota de jurel –que es la de mayor valor agregado y relevancia por su gran cantidad de consumo humano-, es decir, de las más de 255.000 toneladas dominan 232.000, sobre el 90%.

Corpesca, de los grupos Angelini y Lecaros Menéndez, es la compañía que más cuotas de jurel tiene, con cerca de 80.800 toneladas. Luego se ubican Blumar de las familias Sarquis y Yaconi-Santa Cruz, con más de 50.700 toneladas; Camanchaca de Jorge Fernández, Francisco Cifuentes y Jan Stengel con 48.000 toneladas; Alimar de los Izquierdo Menéndez y Foodcorp –que en conjunto son Marfood- con unas 43.000 toneladas; y más atrás, Landes de los Fosk y Bohorodzaner con 10.000 toneladas de este recurso clave en el país.

Presione aquí para seguir leyendo esta nota publicada por Estrategia.