El presidente de la Asociación de la Industria del Salmón de Chile A.G. (SalmonChile), Felipe Sandoval, lamentó la decisión adoptada por la empresa noruega Marine Harvest, que este martes 26 de julio notificó su renuncia al gremio.

Según afirmó el ejecutivo, las principales diferencias esgrimidas por Marine Harvest no radican en el fondo de la actual discusión del modelo productivo, sino en algunos aspectos de su implementación. De igual manera, argumentó que la distribución productiva entre las empresas no afecta a la sustentabilidad ambiental y sanitaria de la industria.

«Compartimos el llamado a trabajar de manera urgente hacia un modelo que establezca capacidades de carga (límite de producción) por áreas geográficas en función de los resultados sanitarios y ambientales de esas zonas. Al mismo tiempo, estamos de acuerdo que para ser más competitivos y operar a costos menores -sin violar los principios sanitarios y ambientales- debiera haber menos concesiones, más grandes, más distanciadas y con mayor flexibilidad en dónde producir», sostuvo el presidente de SalmonChile.

En cuanto al modelo de producción, la diferencia con la salmonicultora de origen noruego apunta a cómo se distribuye la capacidad de carga para producir entre las empresas. «Ellos (Marine Harvest) quieren que sea en función del número de concesiones de cada operadora. Otras prefieren otro tipo de distribución y el Gobierno está implementando un esquema en el cual las compañías parten de la producción que tienen actualmente», detalló Sandoval.

En la misma línea, dijo que la distribución es un tema importante para las firmas del sector. «Independiente de cuál sea la forma de distribuir, no habrá efecto en lo ambiental y sanitario del sistema. Es una materia que tiene que ver con el interés particular de cada empresa, no del modelo productivo», aseguró el representante gremial.

Ahondó que Marine Harvest «aspira a que todos los cambios se hagan de inmediato. Sin embargo, dadas las normas de libre competencia, los aspectos legales y jurídicos, la Ley de Pesca, otras restricciones y los tiempos de ejecución que determine el Gobierno, su implementación no es posible en el breve plazo ni tampoco depende de SalmonChile. En este contexto, el camino adoptado por el Ejecutivo es la realización de cambios normativos por etapas. Lo anterior es aceptado por la mayoría de las empresas, sobre la base de que la totalidad de los cambios se ejecute lo antes posible», adujo Sandoval.

Vea: El detalle del nuevo plan de Gobierno para la industria del salmón

Para cerrar, subrayó que «más que nunca, la industria necesita estar unida y comprometida con el futuro del sector. Estas decisiones individuales son lamentables y perjudican el trabajo en distintas materias, no solo en la regulatoria, sino también en el ámbito social y ambiental, donde estamos haciendo un esfuerzo por implementar nuevas políticas de transparencia, que conversen con las necesidades de información que requiere la comunidad en general», concluyó el timonel de SalmonChile.

También le puede interesar: Senador por Los Lagos valora posición de Marine Harvest en su salida de SalmonChile