El Instituto Roslin de la Universidad de Edimburgo (Escocia) y Hendrix Genetics, que es uno de los líderes mundiales en mejoramiento genético, firmaron recientemente un acuerdo de investigación con el propósito de mejorar la sustentabilidad de la producción animal.

Los investigadores se abocarán a avanzar en estudios que permitan que los animales de cultivo alcancen una mayor resistencia a diversas enfermedades, en un acuerdo que también incluye el desarrollo de programas de crianza selectiva.

El objetivo de tal iniciativa es reducir las pérdidas y mejorar el bienestar animal tanto para la industria ganadera como para el cultivo y producción comercial de peces.

Es así que el acuerdo entre las dos organizaciones se basará en colaboraciones previas y relacionadas con la genética de las enfermedades del salmón. En esta línea, el Instituto Roslin ya se encuentra trabajando junto a Landcatch, que es una compañía del Grupo Hendrix Genetics dedicada a la selección y cultivo de salmónidos y con sede en la localidad de Ormsary, en el condado escocés de Argyll.

De acuerdo con lo comentado desde Hendrix Genetics, esta colaboración ya ha rendido frutos, como el descubrimiento de un gen que torna al salmón más resistente a la enfermedad viral conocida como Necrosis Pancreática Infecciosa (IPN, por sus siglas en inglés). Otro resultado tangible es el desarrollo de herramientas genéticas que permiten seleccionar salmones con una gran resistencia al piojo de mar.

La compañía ahondó que científicos de las universidades de Stirling y Glasgow, así como también la Unidad de Secuenciación Genómica de la Universidad de Edimburgo, formaron parte del equipo de investigación que condujo a esos descubrimientos.

«La asociación estratégica entre Hendrix Genetics y el Instituto Roslin -donde se creó la oveja Dolly– fortalecerá y ampliará la relación existente entre ambas entidades. Además, les permitirá explorar de mejor manera la sofisticada tecnología de selección genética de precisión, no solo en acuicultura sino también para la crianza de cerdos, gallinas y pavos», sostuvieron desde la casa de estudios.

Mientras que el jefe de Innovación y Tecnología de Hendrix Genetics, doctor Johan van Arendonk, afirmó que «esta asociación con el Instituto Roslin nos ofrece una oportunidad única para mejorar nuestros programas de selección genética a través de proyectos de investigación aplicada y utilizando la más moderna tecnología genómica».

Sobre este mismo tema, el profesor Bruce Whitelaw, quien es subdirector y jefe de la División de Desarrollo de Biología del Instituto Roslin, agregó: «Estamos muy entusiasmados respecto de la consolidación de nuestra relación a largo plazo con Landcatch mediante la implementación y desarrollo de esta alianza estratégica. El trabajar con Hendrix Genetics en una serie de especies animales de interés comercial, ofrece oportunidades extraordinarias para la ciencia en donde Roslin, como entidad pionera, ocupa un lugar destacado».

El doctor Ross Houston, líder del grupo de genética acuícola en Roslin, también tuvo palabras sobre esta alianza y manifestó que este es un «desarrollo emocionante que nos permitirá consolidarnos y construir a partir de los éxitos logrados con Hendrix Genetics Aquaculture en el pasado, además de facilitar nuevos proyectos para mejorar la resistencia a enfermedades propias del salmón y otras especies a través de la selección genética dirigida».

Como parte del presente acuerdo, el doctor Alastair Hamilton, científico senior y de dilatada trayectoria en Hendrix Genetics, dividirá su tiempo entre el Instituto Roslin y Hendrix Genetics Research Center en Holanda.

En la actualidad, el Instituto Roslin recibe financiamiento estratégico del Biotechnology and Biological Sciences Research Council (Consejo de Investigación en Ciencias Biológicas y Biotecnología del Reino Unido).