(La Tercera) El sábado 28 de mayo de este año, la embarcación «Tara» partió desde el puerto de Lorient en Francia, emprendiendo así una nueva misión científica que apunta a medir el impacto del cambio climático en los arrecifes de coral del océano Pacífico, y que involucrará de manera directa a Chile.

Organizada por la Fondation Tara Expéditions, la excursión hará escala en Isla de Pascua desde este jueves 1 de septiembre y hasta el día 10 de este mes y tiene el potencial de abrir líneas temáticas de investigación multidisciplinaria que relacionan la biología molecular, la bioinformática y la investigación genómica, áreas donde los centros de excelencia de la Universidad de Chile destacan.

La misión, llamada «Tara Pacific», recorrerá desde el canal de Panamá hasta el archipiélago de Japón, y desde Nueva Zelanda hasta China para recolectar información a la que después la comunidad científica tendrá acceso.

De igual manera, esta corresponde a la segunda expedición a nivel mundial después de «Tara Oceans» (2009-2013) cuyo objetivo era el estudio del plancton.

Los datos recolectados por «Tara Oceans», 35.000 muestras que permitieron identificar a 40 millones de nuevos genes, constituyen un verdadero tesoro para estudiar y comprender los océanos.

Para facilitar el acceso y el uso de estos datos por parte de los países del Sur, la Fondation Tara Expéditions y el Fond Français pour l’Environnement Mondial (FFEM), iniciaron un trabajo de cooperación científica con seis países, entre los cuales se encuentran Argentina, Brasil y Chile.

Esta iniciativa busca formar a investigadores recién doctorados y desarrollar nuevos indicadores e instrumentos para mejorar la gestión del océano y sus recursos.

«En una exploración como esta, que es global y sistemática, se pueden realizar muchas investigaciones. En marea roja, por ejemplo, que es una consecuencia del cambio climático, te puede dar luces sobre las capas de movimientos de aguas, la fluidodinámica. Porque es multiparamétrica. La masividad de sus datos también te permite generar un conocimiento a nivel planctónico que te sirve para caracterizarlo. Ese es otro ejemplo. Cuando cambia esa característica por cualquier motivo, te sirve para entender cómo evoluciona», explicó Alejandro Maass, académico de la Universidad de Chile, con respecto a las posibilidades de investigación que abre esta travesía científica.

En la misma línea, el profesor Mauricio González, investigador del Centro de Regulación del Genoma (CRG), comentó las proyecciones futuras de la colaboración de la Universidad de Chile con «Tara», afirmando que «los métodos que se generan para procesar la enorme cantidad de datos de secuencias de DNA derivada de las comunidades de microorganismos en el mar serán útiles para realizar estudios sobre la importancia de las comunidades de microorganismos presentes en otros ambientes de interés para nuestro país, por ejemplo, comunidades de microorganismos asociados a procesos de bio-lixiviación de cobre, procesos de bio-remediación de suelos, o de ambientes naturales de potencial biotecnológico, como los desiertos, los glaciales, la Antártida, y otros».

Para crear un diálogo con la comunidad sobre la conciencia medioambiental, la Fondation Tara Expéditions junto con la Universidad de Chile y la Embajada de Francia realizarán el encuentro «Expedición Tara Pacific: Entendiendo el cambio global y la crisis ecológica que enfrentan los océanos», el viernes 9 de septiembre a las 09:30 horas.

La actividad será gratuita y abierta al público en el Salón de Honor de la casa central del centro de estudios. Serán cupos limitados, que se pueden conseguir mediante una inscripción previa en el sitio dedicado al seminario.

Presione aquí para leer la nota desde su fuente original en La Tercera.