(Pulso) Fuerte y claro. Per-Roar Gjerde, gerente general de la filial chilena de la mayor salmonicultora del mundo, Marine Harvest, argumentó ante un grupo de legisladores las falencias del pack de propuestas que presentará el Gobierno para la industria del salmón.

El ejecutivo expuso la visión de la compañía multinacional sobre los cambios regulatorios de la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura (Subpesca) y detalló el por qué la noruega cree que no son sostenibles.

[Raúl Súnico y regulación: «Las decisiones las toma el Gobierno»]

A la cita fueron invitados también representantes de las comisiones de Pesca y del Trabajo del Senado.

Desde que Marine Harvest dejara el gremio SalmonChile, la compañía ha sostenido una serie de reuniones con distintos actores del mundo político para explicar su decisión y, además, para explicar su mirada sobre la sostenibilidad de la industria.

Sin embargo, en todas las citas ha debido detallar los motivos por los cuales está en desacuerdo con el reglamento sanitario y las modificaciones que se han formulado.

Durante la semana pasada, a través del portal de Ley de Lobby, representantes de Marine Harvest sostuvieron reuniones con congresistas. En agenda aparecen las citas concertadas con los senadores Rabindranath Quinteros -ex alcalde de Puerto Montt-, y Antonio Horvath, legislador por la Región de Aysén.

Adicionalmente, en estas reuniones se sumó la senadora Adriana Muñoz.

¿Por qué eligió dichos parlamentarios Marine Harvest? Cada uno de ellos es presidente de una comisión, y según trascendió, les pareció «bastante coherente» lo que la salmonicultora les expuso.

Por lo mismo, el senador Horvath invitó a los representantes de la compañía de origen noruego a exponer en la Comisión de Zonas Extremas. Y él, a su vez, invitó a otros senadores para que participaran.

Tal como detallara Pulso, este martes 6 de septiembre el Gobierno citó a una «cumbre salmonicultora» con los máximos representantes de la industria. En la ocasión, Marine Harvest reiterará su posición crítica sobre los cambios regulatorios.

Vea >> Gobierno organiza cumbre salmonicultora para frenar críticas a nueva regulación

Para la compañía, las propuestas del Ejecutivo para el sector lo único que hacen es incrementar los costos de producción, quitan competitividad a Chile en comparación con los mercados internacionales y crean un «incentivo perverso» para lo que viene al futuro.

«Marine Harvest y SalmonChile no están de acuerdo sobre cómo este importante sector de la industria chilena debe avanzar y mejorar en el futuro», subrayó la productora de salmónidos a través de un comunicado al salir de la Asociación de la Industria del Salmón de Chile A.G. (SalmonChile).

Presione aquí para leer la nota desde su fuente original en Pulso.