Este miércoles 28 de septiembre concluyó la XI Conferencia Internacional del Piojo de Mar («Sea Lice 2016»), la que se llevó a cabo en la localidad de Westport, Irlanda. En esta última versión participaron aproximadamente 300 delegados de diferentes países, con 37 participantes chilenos.

Esta conferencia ha cobrado cada vez más importancia entre los países productores de salmón, considerando el severo efecto que provoca el piojo de mar en términos económicos, ambientales y de bienestar en los peces parasitados.

Para graficar lo anterior, la primera conferencia se realizó en 1992 en París, Francia, con la finalidad de reunir a los investigadores en torno a la problemática que generaba en ese entonces el piojo de mar en los salmónidos de cultivo, y como una forma de compartir experiencias respecto a la investigación desarrollada en torno a su control. Y cuando ya han pasado 24 años desde esa primera reunión, este parásito sigue siendo la principal amenaza que enfrenta la industria salmonicultora.

«La investigación desarrollada hasta ahora solo comprueba la enorme plasticidad que presentan estos parásitos para adaptarse a las condiciones adversas», precisa desde Irlanda la Dra. Sandra Bravo del Instituto de Acuicultura de la Universidad Austral de Chile (UACh).

Investigadores chilenos

En su undécima edición, la conferencia, que mostró -en palabras de la Dra. Bravo- «un muy alto nivel en la calidad de los trabajos», se presentaron 47 ponencias orales, de las cuales siete correspondieron a investigadores chilenos; mientras que de los 76 trabajos que se expusieron en formato poster, 22 correspondieron a estudios realizados por científicos del país sudamericano.

Como se ha hecho habitual, se premiaron las tres mejores presentaciones -tanto en versión oral como en poster- realizadas por estudiantes. Entre los premiados, se destacó a la chilena Francisca Samsing, quien se encuentra realizando su doctorado en la Universidad de Melbourne, Australia, con su ponencia «Predicting the effectiveness of depth-based technologies to prevent salmon lice infection using a dispersal model».

Al igual que en la conferencia anterior, realizada en Maine, Estados Unidos, en donde se instauró el premio «Kabata Award» en reconocimiento al aporte científico en torno al piojo de mar, esta vez el galardón fue recibido por el investigador noruego Dr. Tor Horsberg. Esto, gracias a su contribución al conocimiento de los mecanismos de resistencia que presenta el piojo de mar frente a los fármacos usados para su control. Actualmente, uno de los temas de mayor preocupación para la industria salmonicultora a nivel mundial.

Temas destacados

A modo de resumen, entre los principales temas abordados en la XI Conferencia Internacional del Piojo de Mar se destacan:

– Los estudios de genómica y proteómica enfocados a entender los mecanismos que presenta el piojo de mar frente a los tratamientos usados para su control, así como también entender sus mecanismos de adaptación frente a situaciones adversas;

– Se entregaron antecedentes y resultados de estudios respecto a la acción de los peces limpiadores como control biológico, y también de sustancias inmunomoduladoras enfocadas al reforzamiento del sistema inmune de los peces parasitados;

– Se presentaron resultados de efectividad del uso de snorkel cage, y también del uso de faldón con red de fitoplancton alrededor de las jaulas, para evitar el ingreso de los estadios juveniles y con esto proteger a los peces de la infestación por piojos de mar.

Otro de los temas ampliamente abordados en esta conferencia estuvo centrado en la aplicación de los modelos de dispersión de las larvas de estos parásitos, basados en las características oceanográficas y ambientales imperantes en los sitios de cultivos, así como en sus capacidades reproductivas y de comportamiento.

«Sin dudas, el conocimiento generado a través de todos estos años ha permitido entender mejor el comportamiento de estos parásitos y su relación con su hospedador y ambiente, lo que ha llevado a que se implementen regulaciones para proteger la sustentabilidad de la industria salmonicultora en todos los países en los cuales el piojo de mar es una amenaza; pero también, se ha generado conciencia en que el mal uso de los pocos antiparasitarios hasta ahora disponibles solo genera desarrollo de resistencia, y un efecto aún no dimensionado en el ambiente marino», subrayó la Dra. Sandra Bravo.

Lo anterior, concluyó la investigadora de la UACh, ha generado una «fuerte corriente de investigación aplicada por parte de científicos de diferentes disciplinas a nivel mundial, y también en Chile, dirigida al manejo integrado del piojo de mar, con foco en el bienestar de los peces y la sustentabilidad ambiental».

La próxima Conferencia Internacional del Piojo de Mar se realizará en 2018 y Chile, además de Escocia, Canadá y las Islas Faroe, se presentó como candidato a ser sede; decisión que dependerá del voto de los delegados que asistieron al encuentro en Westport, Irlanda.

Para mayor información visite >> www.sealice2016.com