La saxitoxina (STX), una ficotoxina que contribuye a la intoxicación paralítica por moluscos bivalvos, es producida por las microalgas marinas del género Alexandrium. Esta toxina afecta a un amplio rango de especies, induciendo mortalidades masivas en peces y otras especies hidrobiológicas. Sin embargo, los bivalvos marinos pueden resistir y acumular el denominado Veneno Paralizante de los Mariscos (VPM).

La STX afecta muchas especies marinas a través de la ingestión de dinoflagelados, particularmente por los organismos filtradores como los bivalvos. Fisiológicamente, la STX puede inducir a una caída en las tasas de reproducción y crecimiento, especialmente en bivalvos marinos, y podría ser una de las principales causas de mortalidad en poblaciones naturales.

Fuente INCAR

“Este estudio es la revisión transcriptómica de la respuesta a la saxitoxina en la especie comestible Mytilus chilensis. Sin embargo, la contribución más significativa de este trabajo es la identificación de los receptores inmunes y las vías potencialmente envueltos en el reconocimiento y defensa contra la toxicidad de la STX y el impacto de las proliferaciones algales peligrosas en las poblaciones de mejillones silvestres y de cultivo”, explicó Camile Detree, quien es investigadora de la Línea de Investigación Teconología en Genómica Acuícola (RP1) del Centro Interdisciplinario para la Investigación Acuícola (INCAR).

Desde el INCAR precisaron que la investigación tiene como horizonte continuar con análisis genómicos que permitan relacionar el impacto a largo plazo de la exposición de M. chilensis a toxinas marinas con aspectos claves para la industria mitilicultora, como la disminución en la producción y captación larval.

Presione aquí para revisar y descargar el artículo científico completo que fue publicado en PLOS One.